La Comunidad lanza una campaña para reconocer la labor de los profesores madrileños

Reconocimiento a la labor de los profesores madrileños
Reconocimiento a la labor de los profesores madrileños

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha este mes de octubre una campaña de sensibilización acerca de la función social del docente, que bajo el lema 'Si tuviera superpoderes sería maestro' se difundirán durante cuatro semanas en los medios de comunicación, redes sociales y carteles.

Coincidiendo con el Día Mundial de los Docentes, que se celebra anualmente el 5 de octubre, esta campaña busca "fomentar en la sociedad la labor fundamental que realizan a diario los maestros y profesores y aumentar su prestigio y reconocimiento social", ha anunciado el presidente regional, Ángel Garrido.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy una dotación de 900.000 euros para difundir la campaña en prensa nacional y local, todas las emisoras de radio, televisión, cines, internet, redes sociales y cartelería exterior.

RENDIR RECONOCIMIENTO A 100.000 PROFESORES

La campaña, que se estrenará este viernes, constará de 'spots' de diferentes duraciones adaptadas para los distintos medios, cuñas radiofónicas, gráficas en diversos formatos y versiones para los soportes digitales.Asimismo se hará llegar a todos los centros educativos de la región de cartelería con la campaña para que esté "muy presente entre la comunidad educativa madrileña", señala el Gobierno regional.

El objetivo es "rendir un reconocimiento a los miles de maestros y profesores madrileños -alrededor de 100.000 en todo el sistema educativo madrileño-, que hacen posible cada día que nuestro sistema educativo sea el mejor de España", ha dicho el presidente en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.La estrategia creativa se centra en empoderar a los profesores dando valor a su importante labor formativa, con el lema 'Si tuviera súper poderes sería maestro. Los profesores de la Comunidad de Madrid, trabajan para hacer de este mundo un lugar mejor. Reconoce y apoya su labor'.

Se trata de transmitir a alumnos y padres "el carácter esencial del docente en la educación y transmitir a la sociedad que los profesores prestan un servicio público que exige, no solo conocimientos profundos y competencias específicas, adquiridos y mantenidos mediante estudios continuos, sino también un sentido de la responsabilidad personal y colectiva que asumen para la educación y el bienestar de los alumnos bajo su cargo".

Asimismo, se pretende "fomentar la colaboración y la comunicación entre las familias y los docentes", y transmitir la importancia de la buena convivencia en los centros haciendo hincapié en "el respeto y consideración que sus profesores merecen", añade la Comunidad.

El Gobierno madrileño considera "fundamental dar a conocer el trabajo diario de los profesores y no solo en lo que se refiere al aula sino su labor relacionada fuera de ese ámbito, en el propio centro de trabajo, las reuniones, la preparación de actividades y su formación continua".