La Comunidad da ayudas para comprar electrodomésticos eficientes

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el Plan Renove de Electrodomésticos, que favorece el cambio de equipos usados por otros que consumen menos energía con descuentos de entre 70 y 150 euros, con el objetivo de "fomentar la eficiencia energética en los hogares".

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, este plan para sustituir frigoríficos, combis, lavadoras y lavavajillas antiguos está dotado con 2,7 millones de euros. En esta edición de 2018 se van a conceder ayudas para la sustitución de electrodomésticos usados por otros de clasificación energética A+++, es decir, con un consumo energético mínimo.

Los descuentos se realizarán directamente en los establecimientos colaboradores a la hora de adquirir los nuevos electrodomésticos. En el caso de las lavadoras, los descuentos serán de 70 euros; para los lavavajillas alcanza los 110 euros, y si se trata de frigoríficos y combis, las ayudas serán de 150 euros.

Entre las condiciones para los compradores se fija que el electrodoméstico adquirido y objeto de subvención debe tener como destino final la sustitución de un electrodoméstico ya existente y su instalación dentro del territorio de la Comunidad de Madrid. El plazo para adquirir los aparatos será desde este martes hasta el agotamiento de los fondos presupuestarios disponibles.

MÁS DE 574.000 ELECTRODOMÉSTICOS REEMPLAZADOS

Desde su puesta en marcha en el año 2006, el Plan Renove de Electrodomésticos ha permitido la sustitución de más de 574.000 electrodomésticos por otros más eficientes, de ellos 259.385 son lavadoras; 181.000, frigoríficos; 90.774, lavavajillas; 9.808, congeladores; 19.823, hornos; y 13.593, encimeras de inducción, según datos de la Comunidad de Madrid.

Para ello, el Gobierno autonómico ha destinado al Plan Renove de Electrodomésticos más de 47 millones de euros, a los que se suman los 2,7 euros de la edición de 2018. Se estima, según ha indicado la Comunidad, que el reemplazamiento de estos equipos ha permitido un ahorro energético anual superior a las 23 kilotoneladas equivalentes de petróleo. Además, con la edición de 2018 se espera conseguir un ahorro energético adicional de 1,4 kilotoneladas equivalentes de petróleo, con lo que dejarán de emitirse a la atmósfera más de 6.500 toneladas de CO2 al año.