La Comunidad ayuda a la autonomía de 9.000 personas con discapacidad intelectual

once_fermosel_asuntos_sociales
Jesús Fermosel junto al presidente de la ONCE y su Fundación |Archivo

La Comunidad de Madrid promueve la autonomía personal de los madrileños con discapacidad intelectual y enfermedad mental a través de la atención que presta en 227 centros con cerca de 9.000 plazas.

El consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, lo ha puesto así de manifiesto en una visita a Vía Libre, empresa vinculada a la Fundación ONCE y destinada a promover la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

Fermosel ha destacado la labor de los 123 profesionales con discapacidad (40 de ellos con gran discapacidad), que trabajan en esta empresa y representan al 74% de la plantilla.

Los servicios y productos que promocionan están destinados a mejorar la accesibilidad de las personas con algún tipo de discapacidad a vehículos, espacios o documentos, entre otros.

Para el consejero, los trabajadores de Vía Libre "son un ejemplo de superación y una muestra clara de que, con el esfuerzo de todos, las personas con discapacidad pueden realizar las mismas actividades que cualquier otra persona".

Además, ha señalado que actualmente esta empresa ha desarrollado las salas multisensoriales en centros de atención a personas con discapacidad intelectual del Servicio Regional de Bienestar Social de la Consejería y sistemas alternativos de comunicación al lenguaje hablado en los centros ocupacionales.

Según ha puesto de manifiesto Fermosel, las diversas iniciativas del Gobierno regional han permitido que más de 44.000 personas con discapacidad se hayan insertado laboralmente desde 2007.