La Comunidad amplia este año en 400.000 euros las ayudas para los proyectos 'Industria 4.0' de las pymes

La Comunidad amplia este año en 400.000 euros las ayudas para los proyectos 'Industria 4.0' de las pymes

La Comunidad de Madrid ha ampliado este año en 400.000 euros la línea de ayudas a 'Industria 4.0', destinadas a que las pymes del sector puedan llevar a cabo proyectos de transformación digital en sus negocios que les permitan "mejorar su competitividad y posicionamiento".

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, se concederá en total 3,4 millones en estas subvenciones en 2018, por la "alta demanda registrada". El objetivo de las ayudas, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), es financiar actuaciones de digitalización que aporten soluciones "innovadoras" a través de la implantación en la industria de tecnologías habilitadoras digitales: computación en la nube, internet de las cosas, inteligencia de datos o sistemas cíber-físicos, ente otros.

Así lo ha indicado la directora general de Economía, Estadística y Competitividad, Rosario Rey, tras visitar este lunes en Torrejón de Ardoz una de las empresas beneficiadas de las ayudas, Ramem, una pyme tecnológica cuya actividad se centra en el diseño y fabricación de equipos mecánicos y electromecánicos.

Los beneficiarios de estas ayudas son las pymes con centro de trabajo en la Comunidad de Madrid y que desarrollan una actividad industrial productiva. Del total presupuestado, el 50 por ciento se ha destinado a los proyectos ubicados en el Corredor del Henares y el sur Metropolitano, considerados prioritarios para esta línea.

El programa de 'Industria 4.0' financia el 30 por ciento de los proyectos de inversión en el caso de las pequeñas empresas, y el 20 por ciento en el caso de medianas empresas. Para el resto del territorio de la Comunidad, las ayudas alcanzan el 20 por ciento del proyecto en pequeñas empresas y el 10 por ciento en medianas empresas.

Se subvencionan tanto los gastos de adquisición, renovación o extensión de inversiones materiales e inmateriales, como los costes de servicios de consultaría. El límite máximo de la ayuda es de 300.000 euros para pequeñas empresas y 200.000 euros para medianas, y 20.000 euros para consultoría.

De esta forma, la inversión inducida de esta línea de ayudas alcanzará los 13 millones de euros en 2018.