La Comunidad firma un plan para renovar el alumbrado de emergencia en espacios públicos

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha presidido este martes la firma del convenio para la puesta en marcha, a partir del próximo 1 de septiembre, de la primera edición del Plan Renove de las instalaciones de alumbrado de emergencia, que permitirá mejorar la seguridad de los espacios de concurrencia pública, como hoteles, teatros, discotecas o restaurantes.

El convenio ha sido suscrito con Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, la Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Madrid (APIEM), la Asociación de Distribuidores de Material Eléctrico (ADIME), la Asociación para el Reciclaje de Lámparas (AMBILAMP), la Fundación para el Reciclaje de Residuos de Luminarias y Regeneración del Medio Ambiente (ECOLUM) y la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM).

Según ha explicado el dirigente madrileño, además de mejorar esta seguridad, otro de los objetivos es promover la sustitución de los equipos convencionales por aquellos que incorporan el sistema auto-test en los edificios y locales de concurrencia pública para conseguir ahorros también en el consumo de energía.

González ha explicado que los hoteles, los restaurantes, los bares o los centros de formación son espacios públicos "donde se acumula mucha gente y donde las condiciones de seguridad tienen que tener unas características singulares y garantizar que están en perfecto funcionamiento siempre" porque de eso depende que la gestión de "situaciones extremas se puedan hacer con plenas garantías para salvaguardar la integridad física de las personas".

En este sentido, se ha destacado la importancia de estos sistemas que permiten iluminar las señales y las vías de evacuación así como la localización de los equipos de alarma y protección contra incendios. Es importante, ha señalado, que el alumbrado de emergencia funcione cuando se produce un fallo de la alimentación normal y que proporcione el nivel de iluminación previsto con al menos una hora de autonomía.

LA MITAD NO FUNCIONAN

Angel Bonet, presidente de APIEM, encargada de gestionar el Plan como entidad colaboradora de la administración, ha explicado que en Madrid hay entre tres y cuatro millones de equipos de alumbrado de emergencia instalados y que el 50 por ciento de los mismos no funciona correctamente. Y es que, aunque estos espacios de concurrencia pública tienen que llevar a cabo inspecciones, hasta que no se produce la verificación, los propietarios son los responsables de controlar y muchas veces parece que funcionan correctamente porque los pilotos están iluminados, y "lo mismo es que sólo les está entrando corriente".

De ahí que Bonet haya destacado la importancia de instalar aparatos de emergencia con sistema auto-test que permiten conocer de manera "sencilla", a través de una señal luminosa que incorporan, el correcto funcionamiento de la lámpara y de su autonomía, posibilitando que de manera inmediata puedan ser sustituidos por una empresa instaladora.

"En locales de pública concurrencia o en edificios, todos sabemos lo que es una señal de emergencia pero no sabemos cuándo funcionan bien o cuándo funcionan mal, sabemos que están cargando porque hay un piloto que lo señaliza pero la idea es educar al público en general con una campaña de televisión que se va a hacer", ha indicado.

De este modo, con los nuevos sistemas, va a haber un piloto en rojo o en ámbar, que señalizarán si el funcionamiento no es correcto, y otro en verde, cuando todo esté bien.

Desde el sector recuerdan que la duración y fiabilidad de estos equipos de alumbrado de emergencia se ve reducida por factores técnicos relativos a su utilización, como el número de veces que han entrado en funcionamiento, los ciclos de recarga o la duración de la recarga.