La Comunidad y la Obra Social de La Caixa favorecerán el pastoreo para luchar contra los incendios

La Comunidad de Madrid y la Obra Social de La Caixa han llegado a un acuerdo para proteger la biodiversidad de la región, conservar su riqueza medioambiental y prevenir los incendios forestales mediante, entre otras medidas, la implantación del pastoreo. A la firma del convenio, que ha tenido lugar en la sede de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, en la calle Pontejos, han asistido tanto el propio consejero, Francisco Granados, como la consejera de Medio Ambiente, Ana Isabel Mariño, el director territorial de La Caixa, Juan Carlos Gallego y la directora general adjunta de la Obra Social, Elisa Durán.

En concreto, se trata de introducir ganado caprino y bovino para utilizar a los animales como tratamiento preventivo frente al fuego. Para ello, se habilitarán cabañas ganaderas en terrenos donde se hayan realizado tratamientos selvícolas preventivos para aprovechar el rebrote de matorral y limpiar cortafuegos, perímetros de los montes y otras zonas sensibles frente al riesgo de incendios forestales.

De este modo, se facilitará a los ganaderos locales, principalmente de zonas de montaña del Oeste y Norte de la Comunidad, los depósitos de agua, bebederos, cerramientos mediante el sistema de pastor eléctrico y el mantenimiento de infraestructuras.

La Caixa ha firmado este martes con la Comunidad de Madrid el nuevo convenio de colaboración para la integración laboral de personas en riesgo de exclusión social a través de la mejora y conservación de espacios naturales, un convenio por el que la entidad bancaria aportará 1 millón de euros.

Por parte de la entidad, Gallego ha destacado que el convenio permite "seguir integrando personas con riesgo de exclusión social por quinto año consecutivo" mediante la aportación del millón de euros que se suma a los siete ya aportados, que han servido para integrar laboralmente a cerca de 175 personas. La directora general adjunta de la Obra Social de La Caixa, por su parte, ha destacado los dos objetivos de este acuerdo: "la conservación del medio ambiente y la integración de las personas vulnerables".

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Ana Isabel Mariño, ha destacado también ese doble objetivo. "De esta forma, no sólo contribuimos a luchar contra el fuego, un objetivo prioritario de este Gobierno, sino que al mismo tiempo trabajamos por seguir mejorando y protegiendo el medio ambiente, el patrimonio natural y la enorme biodiversidad de la Comunidad de Madrid", ha dicho. Además, Mariño ha destacado algunas medidas que se van a poner en marcha como consecuencia de este convenio, como la adaptación de las sendas en el monte para invidentes o la recuperación de zonas degradadas.

Asimismo, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha hecho hincapié en la "función social" que supone este acuerdo y ha recordado que está a punto de ponerse en marcha el sistema de cámaras que vigilará 60.000 hectáreas arboladas de cara a luchar contra la extinción de incendios.

ACCIONES

Como novedad, el acuerdo prioriza aquellos proyectos que contribuyen a minimizar los efectos del cambio climático, como pueden ser las acciones que reduzcan las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, comprende la utilización de energías renovables con el objetivo de contribuir a su implantación. En todas estas actuaciones se emplearán personas en situación o riesgo de exclusión laboral y social.

Algunas de las acciones que se llevarán a cabo durante el año 20011 pasan por la recuperación del bosque de ribera y del bosque mediterráneo en el Soto de las Cuevas, Parque Regional del Sureste; o la creación de un arboreto en el vivero del Servicio de Espacios Protegidos, en el Parque Regional del Guadarrama.

Otras acciones pasan por la adaptación para invidentes de la vereda peatonal que va de Rascafría al Monasterio del Paular, Parque Natural de Peñalara; los tratamientos silvícolas en la Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes y en los montes de utilidad pública de Miraflores de la Sierra; y las mejoras en la Laguna de la pera del Henares (Las Islillas) en el Parque Regional del Sureste.