La Comunidad de Madrid inicia los trámites del futuro aeródromo de El Álamo

La Comunidad de Madrid sacará a concurso público la construcción y concesión del aeródromo del Suroeste, que se ubicará en los municipios de El Álamo y Navalcarnero, y que espera que esté operativo en el año 2016 ó 2017.

El futuro aeródromo de El Álamo albergará vuelos de aviación general, tanto los ejecutivos o de negocio, que actualmente operan en Barajas, como los de escuelas de vuelo, aviones medicalizados y de lucha contra incendios, de trabajos agrícolas, supervisión de infraestructuras y recreativos, que ahora tienen como base Cuatro Vientos.

La Comunidad de Madrid, que ya lleva tiempo trabajando en este proyecto, va a sacar a información pública el Plan Director de esta infraestructura y el Informe de Sostenibilidad Ambiental.

El aeródromo supondrá una inversión de unos 230 millones de euros, todos ellos de capital privado, ya que será de titularidad pública, pero de gestión privada, con una concesión de unos cuarenta años.

El Gobierno regional calcula que, durante la fase de construcción, que espera que comience en 2015, se generarán 15.000 empleos directos e indirectos, y que, ya en la fase de funcionamiento, se crearán 6.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

El futuro aeródromo tendrá una capacidad de anual de 50.000 vuelos, que se irá incrementando hasta alcanzar los 100.000 al año.

Todos estos datos, según las estimaciones del Ejecutivo autonómico, supondrán un impacto económico del 0,6 % del Producto Interior Bruto de la Comunidad de Madrid.

CON DOS PISTAS

El aeródromo del Suroeste tendrá torre de control; contará con dos pistas, una de 1.000 a 1.500 metros de longitud y otra de 2.000 metros, destinada a la aviación ejecutiva, y dispondrá de sistemas de ayuda a la navegación aérea nocturna y en condiciones de baja visibilidad.

La Comunidad de Madrid ha elegido esta ubicación tras analizar varios municipios de la región, como Tielmes, Griñón o Campo Real, entre otros.

Los terrenos en los que se ubicará esta instalación aeroportuaria se encuentran en los municipios de El Álamo y Navalcarnero, entre las carreteras M-404, A-5 y R-5, a 30 kilómetros de Madrid y a unos 25 de Alcorcón, donde Las Vegas Sands tiene previsto construir el macrocomplejo de ocio y juego Eurovegas.

Para seleccionar la zona de construcción del aeródromo, también se ha analizado el control de la contaminación acústica y que no se produzcan vuelos sobre terrenos urbanos, mientras que la Consejería de Medio Ambiente tiene previsto introducir aún más medidas para reducir a cero la contaminación acústica.

Por otra parte, la Dirección General de Evaluación Ambiental ya ha remitido a la Consejería de Transportes un informe en el que se detallan cuáles son los espacios naturales protegidos más cercanos y se estima que no hay afecciones directas sobre éstos.

En cuanto al posible efecto sobre la calidad del aire, se han realizado informes tanto sobre la contaminación atmosférica y como sobre el efecto de emisiones de gases de efecto invernadero y, en ambos casos, se han obtenido valores por debajo de los límites fijados por la normativa vigente.

Actualmente, tras ser trasladados desde Torrejón de Ardoz, los vuelos de negocios operan en el aeropuerto de Barajas con una concesión que finaliza en 2018, mientras que el resto de los vuelos que no son comerciales se realizan desde el aeródromo de Cuatro Vientos, que está previsto que sea cerrado.

Así pues, los vuelos comerciales, tanto los de pasajeros como los de carga, continuarán en Barajas y el futuro aeródromo del Suroeste albergará los de la aviación general.

Además, en la localidad toledana de Casarrubios del Monte, colindante con El Álamo, ya existe un aeródromo privado, cuyo gerente, Ignacio Elduayen, expresó a Efe el pasado 8 de febrero su deseo de que el anuncio de que Alcorcón acogerá Eurovegas acelerase la construcción de un proyecto de aeropuerto conjunto con la localidad madrileña.

GONZÁLEZ VE IDEAL EL LUGAR DEL AERÓDROMO QUE DESLIGA DE EUROVEGAS

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado hoy "ideal" el lugar elegido para el futuro aeródromo del Suroeste, que se ubicará entre El Alamo y Navalcarnero, y lo ha desligado de Eurovegas tras subrayar que la mayoría de los visitantes que reciba llegarán a través de Barajas.

González ha hecho hoy estas declaraciones en una visita a los terrenos que a partir del año 2016 o 2017 albergarán el futuro aeródromo del Suroeste, dedicado a vuelos de aviación general, tanto los ejecutivos o de negocio, que actualmente operan en Barajas.

Además, de este lugar partirán y llegarán avionetas de escuelas de vuelo, aviones medicalizados y de lucha contra incendios, de trabajos agrícolas, supervisión de infraestructuras y recreativos, que ahora tienen como base Cuatro Vientos.

El presidente regional ha dicho que no comprende porqué se está relacionado el aeródromo del Suroeste con Eurovegas, ya que el proyecto de El Álamo se hizo "con anterioridad" al del complejo de ocio y casinos de Alcorcón.

Además, ha señalado que cuando Eurovegas "esté operativo en su totalidad, dentro de 20 ó 25 años", está previsto que reciba unos 11 millones de visitantes y que la inmensa mayoría "no vendrán en aviación ejecutiva ni deportiva, sino en vuelos comerciales" a través del aeropuerto de Madrid-Barajas.

"Por tanto -ha insistido González- no sé hasta que punto puede influir, pero Eurovegas no es el objetivo de este aeródromo".

Según el presidente, los terrenos en los que se va a ubicar esta instalación se obtendrán "como en cualquier otra infraestructura básica", ya sea por adquisición o por expropiación.

Ha asegurado también que por ahora se desconoce las empresas privadas que pueden estar interesadas en construir y gestionar el aeródromo del suroeste, que supondrá una inversión de unos 230 millones de euros.

La instalación saldrá a concurso para su explotación privada, a través de un sistema de licitación publica en concurrencia y en régimen de concesión, por un periodo de unos cuarenta años.

Respecto al estado de las negociaciones con Las Vegas Sands para formalizar el proyecto de Eurovegas, González ha insistido en que falta que el Gobierno central "resuelva las dos o tres cuestiones que tiene pendientes" y a partir de ahí la Comunidad haría la licitación pública para el concurso.

En su visita a los terrenos del futuro aeródromo, el presidente ha insistido en que se trata de una "necesidad" de Madrid "de hace muchos años".

"Si queremos ser competitivos, tenemos que tener una infraestructura que albergue ese tipo de vuelos, que cada vez están mas generalizados", ha señalado.

Según ha explicado, este tipo de vuelos estaban emplazados en la base aérea de Torrejón de Ardoz, pero "planteaba muchas dificultades con la operativa militar", por lo que se trasladaron recientemente al aeropuerto de Barajas, donde ha señalado que también era complicado combinarlos con la aviación comercial.

Por ello, ha comentado que tras estudiar con el Ministerio de Fomento, AENA y la Dirección General de Aviación Civil diferentes posibilidades decidieron que el futuro aeródromo del Suroeste se ubicara en los municipios de El Álamo y Navalcarnero al ser "el emplazamiento ideal" por ser "compatible" con Barajas y con un hipotético futuro aeropuerto de carga en Camporreal.