La Comunidad de Madrid restablece el servicio de intérpretes de lengua de signos en la ESO

Alumnos de Secundaria
Alumnos de Secundaria

La Comunidad de Madrid ha acordado con la firma Eulen restablecer el servicio de intérpretes de lengua de signos para el alumnado sordo de centros de Secundaria, Formación Profesional y Educación para Adultos, pese a lo cual algunos trabajadores harán huelga desde el día 23 por impago de sus sueldos.

La Consejería de Educación y Juventud ha informado este lunes de un acuerdo de adjudicación urgente por vía extraordinaria, que pone fin esta misma semana a una situación que afectaba a 23 centros y 125 alumnos que son atendidos por 49 profesionales.

Las quejas de los intérpretes

Los intérpretes, que responsabilizan a la Consejería de Educación de que el concurso quedase desierto, mantienen la convocatoria de una huelga indefinida a partir del lunes, día 23, y una parte de ellos prevé secundarla para reclamar el pago de las nóminas que les adeuda la anterior contratista, Coordinadores de Intérpretes de Lengua de Signos de Madrid (CIOSEM).

Según Educación, la situación obedecía a que la convocatoria del contrato para la prestación del servicio había quedado desierta.

De las cuatro empresas que se presentaron -dice la Comunidad de Madrid-, una presentó una propuesta inviable, dos renunciaron por causas inimputables a la Administración y otra (la que venía prestando el servicio hasta ahora) no ha podido acreditar las condiciones mínimas de solvencia económica y financiera.

Convocatoria de licitación del servicio

Según fuentes del sector, la licitación del servicio para este curso 2019-2020 fue convocada "en marzo pasado, antes de publicarse el Convenio colectivo general de Centros y servicios de atención a personas con discapacidad", pese a que Educación "ya estaba advertida" de que cambiarían las condiciones laborales.

El secretario del comité de empresa, Javier Amor, ha dicho a Efe que el acuerdo anunciado este lunes por la Consejería de Educación es un "parche temporal" para los seis meses siguientes, como máximo legal, hasta licitar una adjudicación nueva.

"La Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid ha criticado el retraso en la incorporación de intérpretes de lengua de signos a los institutos"

Amor ha explicado que los interpretes de lengua de signos del ámbito educativo son quienes irán a la nueva empresa y no podrán hacer huelga, pero sí los asesores especialistas en lengua de signos y los interpretes de lengua de signos de servicios a la comunidad, los que acompañan a las personas sordas a médicos, a juzgados o a gestiones bancarias, por ejemplo.

Estos trabajadores, más de una veintena, "no desconvocarán la huelga hasta que no les paguen lo que les deben", ha dicho Amor.

La semana pasada, la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) había criticado el retraso en la incorporación de intérpretes de lengua de signos a los institutos, que "dificulta gravemente el desarrollo académico" de más de un centenar de alumnos de ESO y "contraviene sus derechos".

A esta denuncia se habían sumado la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNPS) y la Asociación Bilingüe de padres de niños sordos (ABIPANS) para reclamar a la Comunidad de Madrid "celeridad en la búsqueda de soluciones".

Estas asociaciones han pedido dar "estabilidad a la presencia de intérpretes cada curso escolar" y desde su inicio, cubriendo las demandas del alumnado y las familias y garantizando "unas adecuadas condiciones laborales a los profesionales".