Madrid rechaza poner tope a alquileres, porque "eleva" su precio

ALQUILER
Varios carteles de alquiler de vivienda

La Comunidad de Madrid ha rechazado la imposición de topes a los precios de alquiler de vivienda, uno de las medidas que recoge el acuerdo programático del futuro Gobierno de coalición, entre otras razones porque considera que produce una retirada "masiva" de pisos del mercado y eleva los alquileres.

"No vamos a aceptar que el Gobierno central nos imponga medidas, fuertemente intervencionistas, que además invaden competencias y son ineficaces", ha dicho el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, en declaraciones enviadas a los medios de comunicación.

Acuerdo de Gobierno

El acuerdo programático firmado el 30 de diciembre por los líderes socialista, Pedro Sánchez, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, prevé medidas para poner techo a las subidas abusivas de precios de alquiler en determinadas zonas. Para ello, Fomento fijará su índice de precios acorde "a una metodología objetiva y sujeto a revisión periódica".

Según el consejero de Vivienda, la imposición de topes a los precios de los alquileres ha fracasado en los lugares donde se ha aplicado, "como en Berlín y París".

"Un incremento de los precios y un aumento de la economía sumergida"

Ello es así, ha sostenido, porque cuando se interviene "de esa forma en el mercado, se produce una retirada masiva de los pisos" y, en consecuencia, hay "un incremento de los precios y un aumento de la economía sumergida".

"Frente a esas medidas populistas e intervencionistas, nosotros proponemos actuaciones como el Plan Vive que va a suponer la puesta en el mercado de 25.000 viviendas en alquiler para jóvenes a un precio a la mitad aproximadamente del precio del mercado, junto a otras medidas como bonificaciones fiscales para el acceso a la vivienda. Todo lo demás, ha concluido el consejero, es "demagogia".