La Comunidad de Madrid pone en marcha el primer programa para adoptar perros-guía

El labrador amarillo bautizado hace año y medio como Ulises por el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, se graduó este viernes como perro guía y a partir de ahora trabajará junto al afiliado a la ONCE de la Línea de la Concepción (Cádiz) Marco Antonio Vera, para que tenga más movilidad y seguridad en su vida diaria.

Este perro guía nació el 23 de junio de 2012 en una camada de ocho hermanos. Fue bautizado como 'Ulises' por el entonces consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, tras ser el nombre más votado en una encuesta que Victoria realizó desde su Twitter, durante su visita a la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG).

En el acto de graduación de este viernes, en las instalaciones que la Fundación ONCE del Perro Guía tiene en Boadilla del Monte, Victoria estuvo acompañado por el actual consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel.

Además, también estuvieron presentes la presidenta del Patronato de la FOPG, Patricia Sanz; el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González; la directora gerente de la FOPG, Gemma León; el usuario de Ulises ; la familia educadora del animal y el instructor, José Manuel Macarro.

Victoria destacó que la Comunidad de Madrid es la única región de España en la que se puede apadrinar alguno de los perros guía que la ONCE cuida y entrena en este centro, que además es uno de los más avanzados de Europa y que cuenta con una novedosa unidad de selección genética.

Como todos los cachorros de esta fundación, Ulises ha crecido con una familia educadora hasta que ha cumplido un año de edad. Con esta familia, residente en Valdemoro, aprendió a comportarse correctamente. Le enseñaron a cumplir órdenes y se acostumbró a acudir a todo tipo de lugares y a viajar en diferentes medios de transporte, ya que el objetivo de este período de acogida era que aprendiese a ser un perro guía en lo que se conoce como 'etapa de socialización'.

PROYECTO EMOCIONANTE

En relación a la formación de los canes, el consejero de Servicios Sociales dijo que "es un proyecto emocionante y un día de ilusión" y manifestó la solidaridad de las familias que durante un periodo cercano a dos años "cuidan y forman a estos perros guía para entregarlo a personas que lo necesitan, y que, sin duda, mejorará su vida".

El 17 de septiembre de 2013 el perro regresó a las instalaciones de la FOPG, en Boadilla del Monte, para empezar a trabajar con un instructor y aprender a guiar a una persona con discapacidad visual, evitándole tropiezos y otros accidentes con los diferentes obstáculos y ayudándole a localizar objetivos importantes, como puertas o escaleras.

Una vez finalizada su formación, el instructor de la FOPG, José Manuel Macarro, eligió a Marco Antonio Vera, afiliado a la ONCE, para que Ulises le pudiese ayudar en su vida diaria.

FUNDACIÓN ONCE DEL PERRO GUÍA

La Fundación ONCE del Perro Guía ha proporcionado desde su creación en 1991 un total de 1.876 perros guía a otras tantas personas ciegas o con discapacidad visual grave para ayudarles en su movilidad y autonomía personal.

Del total de perros, 1.451 (el 77%) han sido adiestrados por la propia fundación, y el resto por la escuela norteamericana 'Leader Dogs For The Blind', fruto del acuerdo firmado entre ambas entidades y el Club de Leones.

En el año 2013 se entregaron 143 perros guía, ascendiendo a 1.007 los perros activos en España. Concretamente, en la Comunidad de Madrid el número de perros guía activos asciende a 220.

Las instalaciones de la FOPG albergan los diferentes módulos que son necesarios en el proceso de formación de los perros: residencia, oficinas, aislamiento y perreras.