La Comunidad de Madrid favorece la integración de niños tutelados a través de la hipoterapia

La Comunidad de Madrid favorece la integración social de los niños que se encuentran bajo la protección de la Administración regional a través de la hipoterapia, una actividad que se desarrolla con caballos y que pretende, entre otros objetivos, reforzar la atención y autoestima de los menores. Así lo manifestó hoy el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, en la visita que realizó a la Escuela de Pequeños Domadores de la Residencia Infantil Casa de Torremocha y que también contó con la asistencia del alcalde de Torremocha del Jarama, Carlos Rivera. “Esta actividad resulta muy positiva para los chavales por los beneficios físicos y psicológicos que se obtienen, pero también, y fundamentalmente, porque refuerza su autoestima, atención, motivación y concentración. Cualquier deporte debe estar presente en el desarrollo diario de los niños”, señaló Victoria.

En este sentido, el consejero añadió que la iniciativa también contribuye a que los menores “aprendan a asumir responsabilidades, ya que son ellos mismos los que se encargan del cuidado y preparación de los caballos, bajo la supervisión de monitores especializados, así como de la preparación del material necesario para la actividad, lo que les reporta conocimientos sobre el funcionamiento y el trabajo de una granja-escuela”.

Victoria resaltó que estas actividades “les sirven para fortalecer su capacidad de interacción y relación con los demás, y les transmiten valores muy positivos, como la importancia del trabajo en equipo, el compañerismo

y el respeto por los demás”. Escuela de Pequeños Domadores

La Escuela de Pequeños Domadores se desarrolla en la Casa de Torremocha, un centro ubicado en el municipio de Torremocha del Jarama en una finca de 2 hectáreas que cuenta con una residencia para niños de 3 a 15 años y dos pisos para adolescentes de 16 a 18 años. Asimismo, incluye huertos, cultivos y una zona para caballos, entre otros espacios para el desarrollo de los menores, que se encuentran en situaciones familiares de vulnerabilidad.

La Escuela incluye el programa de granja e hidroterapia en el que participan los niños del centro así como los demás menores del municipio. En esta línea, el consejero manifestó la importancia de que esta iniciativa esté abierta a la participación activa de todos los niños, de forma gratuita y como un proyecto socio-educativo e integrador.

Victoria señaló que los participantes montan, cuidan a los caballos y pasean con ellos haciendo rutas por el entorno cercano. Además, lo menores asisten a la Escuela Oficial de Música y a otros recursos del centro

y del Ayuntamiento como la Biblioteca Municipal.

CERCA DE 4.600 MENORES BAJO PROTECCIÓN

Las 28 plazas de la residencia infantil Casa de Torremocha forman parte de las 1.600 plazas residenciales de la Comunidad de Madrid en su red de centros para la atención de menores en guarda o tutela por el Gobierno

residencial.

La Administración regional tiene bajo su protección a cerca de 4.600 menores de los que más del 62% se encuentran en acogimiento familiar y el 38% viven en centros como el de esta Casa, “en los que intentamos que disfruten de un ambiente lo más normalizado posible”, concluyó el consejero.