La Comunidad de Madrid instala un retén forestal permanente en Boadilla

El consejero madrileño de Presidencia y Justicia y portavoz regional, Salvador Victoria, ha inaugurado en la localidad de Boadilla un retén forestal permanente con el objetivo de reforzar la prevención y extinción de incendios en la zona oeste de la Comunidad de Madrid.

Victoria, que ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Antonio González Terol, ha subrayado que "los incendios se atacan, se combaten y se evitan durante los doce meses del año".

En ese sentido, el responsable regional ha señalado que "los trabajos de otoño e invierno son fundamentales" para evitar los incendios forestales así como el trabajo de los diferentes profesionales, ayuntamientos y de la "responsabilidad" de los ciudadanos.

Esta brigada, que estará compuesta por nueve efectivos -un encargado, dos conductores, cinco peones especialistas y un peón-, es fruto del convenio suscrito entre el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento local.

De esta manera, el Consistorio pone a disposición de la Comunidad, de forma gratuita, esos terrenos de titularidad municipal, dentro de la Finca 'La Milagrosa'.

Las instalaciones, en las que el Ayuntamiento ha invertido 180.000 euros, constan de una vivienda prefabricada y portátil -resistente al fuego- y un garaje para guardar la bomba forestal pesada con la que trabaja la brigada, otros vehículos de menor capacidad y las diferentes herramientas.

El equipo de trabajo se dedicará en invierno a labores de limpieza de montes, ejecución de cortafuegos y mantenimiento de fajas de seguridad, que dificultan la propagación de incendios forestales a la par que facilitan la movilidad de los medios para su extinción, y en verano se incorporará al operativo de lucha contra el fuego.

Victoria ha recordado que durante 2013 se produjeron 286 fuegos, quedando en conato más del 80% (solo tres superaron las 100 hectáreas).

La campaña de prevención contra incendios en la Comunidad, que se desarrolla del 1 de octubre al 31 de mayo, cuenta con la participación de 320 profesionales que utilizan más de cien motosierras y cien desbrozadoras y cerca de un centenar de vehículos de todo tipo.

"No vamos a ahorrar en esfuerzos por parte de la Comunidad de Madrid para que también este próximo año sea un año que tenga un buen desarrollo, que como el año pasado no tengamos ningún gran incendio", ha manifestado el consejero.

El primer edil ha destacado el trabajo y la inversión del Gobierno regional "en la protección del Monte de Boadilla, que a lo largo de estos años se ha visto sustancialmente mejorado", apuntando además que en los dos últimos años no ha sufrido ningún conato de incendio.