La Comunidad de Madrid prevé un ahorro de 5.711 millones hasta finales de 2014

La Comunidad de Madrid asume la vinculación de los objetivos de déficit a la reforma de las administraciones públicas, pero exige que se tengan en cuenta las medidas de ajuste emprendidas desde 2008 y que en la región madrileña han generado un ahorro de 4.611 millones de euros.

Esta es la postura que el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, defenderá este jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y que hoy ha expuesto en rueda de prensa durante la presentación del Plan de austeridad y reformas en la Comunidad de Madrid desde el inicio de la crisis, en 2008.

El Plan engloba una batería de medidas basadas en "la austeridad, la eficiencia, la reforma permanente y la transparencia" que han hecho de Madrid una comunidad "pionera" en el ahorro hasta alcanzar los 4.611 millones de euros -equivalente al 27 por ciento de su presupuesto- y que el Gobierno regional prevé incrementar hasta los 5.900 millones a finales de 2014.

La Comunidad de Madrid "ha hecho los deberes" y da la bienvenida a la reforma de las administraciones públicas que plantea el Gobierno, pero defiende que en el próximo reparto de los objetivos individuales de déficit se tenga en cuenta el trabajo y el esfuerzo que han hecho las comunidades desde 2008.

"No se puede poner ahora el contador a cero", ha sentenciado Ossorio, para quien las comunidades que en los últimos cinco años no han adoptado medidas de ajuste y ahorro "no están legitimadas para pedir más objetivo de déficit".

A su juicio, las regiones "incumplidoras" deben acometer medidas de austeridad, reducir su sector público y aplicar los reales decretos ley de Sanidad y Educación y, después, "cuando estén igual que Madrid", estarán legitimadas para pedir objetivos mayores de déficit.

Ossorio, no obstante, ha insistido en que "lo más eficaz, eficiente y justo" es un objetivo de déficit "igual para todos".