La Comunidad da luz verde a los proyectos Edificio España, Beti Jai y Mahou-Calderón

La Comunidad de Madrid ha dado luz verde a tres proyectos promovidos por el Ayuntamiento de la capital -el plan Mahou-Calderón, el Edificio España y el Frontón Beti Jai-, que para la ciudad son "de especial relevancia" y "muy positivas".

Así lo ha dicho la presidenta regional, Cristina Cifuentes, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Precisamente el Consejo ha conocido hoy el Informe Ambiental Estratégico emitido por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, favorable a estos tres proyectos, que según la presidenta son "de especial relevancia" para la ciudad y que afectan a más de 200.000 metros cuadrados en la almendra central.

En el caso del proyecto Mahou-Calderón, Cifuentes ha recalcado que la actuación permitirá regenerar un gran área del entorno del Manzanares de 194.358 metros cuadrados, de uso predominantemente residencia, con una edificabilidad de 119.110 meros cuadrados para vivienda libre, 13.234 metros cuadrados para vivienda protegida y 14.705 metros cuadrados de uso terciario.

De esta manera, se permite una edificabilidad total para usos lucrativos de 147.000 metros cuadrados. La zona de actuación está delimitada por el río Manzanares, el Paseo de Pontones y el Paseo Imperial, con exclusión de algunas zonas residenciales y comerciales.

Respecto al Edificio España, su proyecto contribuirá a recuperar uno de los inmuebles "más singulares" de la ciudad, con una superficie de 4.659 metros cuadrados. En la modificación del Plan General de Ordenación Urbana del Edificio España la propuesta del Ayuntamiento tiene en cuenta que el inmueble está incluido en el Catálogo General de Protección de Edificios del Plan General y en el Conjunto Histórico-Artístico de la Villa de Madrid, declarado Bien de Interés Cultural.

Con la modificación se pasa del Nivel 3 de protección, grado parcial, al Nivel 2, grado Estructural, lo que implica recuperar y mejorar la identificación de los elementos de restauración obligatoria. Así, se protegen todas las fachadas exteriores, se incluye el portal de acceso, se protegen los pilares de hormigón de la estructura general principal, así como los pórticos de las fechadas, y en las plantas altas todos los elementos estructurales que se presumen originales, incluidos los decorativos.

Se pretende pormenorizar un régimen de obras compatible con este nivel de catalogación, estableciéndose un uso terciario comercial de hasta 15.000 metros cuadrados en la planta inferior a la baja, baja, primera, segunda y tercera. Este uso podrá convivir con el residencial.

Y el plan sobre el Frontón Beti Jai permitirá poner en valor un edificio que la Comunidad de Madrid ya declaró Bien de Interés Cultural (BIC) en 2011, mediante la ampliación de sus usos, introduciendo equipamientos dentro de los calificados como deportivos.

Así, se establece en la propuesta municipal que el incremento del 10 % de edificabilidad solicitado se ubique bajo rasante del patio, aunque se realicen conexiones entre lo construido y el edificio; además, se permite el cubrimiento de la cancha, pero con una cubierta traslúcida, ligera y disociada, de forma que se pueda seguir apreciando con nitidez desde el interior la fachada urbana, creando la ilusión de una plaza pública.

También se exime de la dotación de las plazas de aparcamientos para garantizar el mantenimiento de los valores histórico-artísticos objeto de protección del inmueble. Este informe de la Consejería era preceptivo, y con su admisión la Comunidad da luz verde a los tres proyectos.

Cifuentes ha subrayado que con esta admisión "queda claramente acreditada la colaboración institucional que se está produciendo en estas materias" entre el Gobierno regional y el ayuntamiento. "La Comunidad da luz verde a todos aquellos proyectos que permiten favorecer la inversión y el crecimiento en la ciudad y, al mismo tiempo, que sean compatibles con el modelo de desarrollo sostenible de ciudad", ha seguido explicando la presidenta.

No obstante, ha señalado que la tramitación urbanística de cada uno de los proyectos será "compleja y diferente".

En concreto, el Frontón Beti Jai no requiere más intervención por parte de la Comunidad, puesto que el Plan Especial para su recuperación le corresponde elaborarlo al Ayuntamiento.

Pero en el caso del Edificio España y del plan Mahou-Calderón sí que habrá intervenciones de la Comunidad, porque implican una modificación posterior del Plan General de Ordenación Urbana, de manera que una vez que ambos proyectos sean aprobados por el Ayuntamiento tendrán que retornar a la Comunidad, a la Dirección de Urbanismo para que sea aprobado definitivamente.

"Pero creo que es importante constatar que había tres proyectos, algunos de los cuales llevan casi dos años, y que finalmente por parte de la Comunidad se han desbloqueado", ha zanjado Cifuentes.

APROBADA LA NUEVA BAJADA DE LAS TASAS UNIVERSITARIAS

El Consejo de Gobierno ha aprobado la nueva rebaja de tasas universitaria anunciada el pasado mes de julio por la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, hasta alcanzar una disminución del 20 por ciento para los estudios de grado y del 30 por ciento para los máster, desde que se inició esta legislatura.

De esta manera, se han establecido los precios públicos por estudios universitarios con una nueva bajada del 5 por ciento en los estudios de grado y del 10 por ciento en los máster, medida que beneficiará a 205.000 madrileños con un ahorro que puede llegar hasta a 1.200 euros en cada matrícula, ha informado este martes el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutivo autonómico, Angel Garrido.

El Gobierno regional baja así, por tercer año consecutivo, estas tasas en las seis universidades públicas madrileñas, con unos precios que estarán ya vigentes a partir del próximo curso 2017/2018. Para ello, se invertirán 16,7 millones de euros.

Junto a ellas, se llevará a cabo una bajada del 25 por ciento de los precios de las escuelas infantiles (0 a3 años), con un ahorro por familia de hasta 761 euros; las becas y ayudas escolares, con más de 100 millones de inversión; las ayudas al transporte escolar y al comedor; el sistema gratuito de préstamos de libros; las becas de FP de Grado Superior; los cheques-guardería o las becas de segunda oportunidad.