Comienza el juicio del presunto autor de la muerte del portero de la antigua discoteca "Amnesia"

Juicio Amnesia

La Audiencia Provincial juzgará este lunes a uno de los miembros de la banda de "Los iraníes" que en 1999 mató a tiros a un portero de la antigua discoteca "Amnesia", y que fue detenido el pasado mes de septiembre tras permanecer huido desde que en 2004 no compareció al juicio que condenó a otras tres personas.

El procesado, David Lozano, se enfrenta once años después de la muerte de Víctor Manuel P. a 48 años de prisión, según la petición del fiscal, que le acusa de un delito de homicidio, tres de homicidio en grado de tentativa y otro de tenencia ilícita de armas, mientras que su defensa pedirá su absolución.

HACE 11 AÑOS

Los hechos por los que ahora será juzgado David Lozano tras su reciente detención se remontan a la madrugada del 11 de mayo de 1999 en "Amnesia", también llamada "Friends", que estaba situada en el número 1 de la calle Toledo, y que acabaron con el fallecimiento de uno de sus porteros.

Por esa muerte y las lesiones sufridas por otras tres personas el Tribunal Supremo ratificó en junio de 2005 la sentencia impuesta un año antes por la Audiencia madrileña, que condenó a 27 años de cárcel a los hermanos iraníes Babak y Attabak M., y a 25 al español Alfonso T.

La noche del crimen, Lozano, español y de 33 años, se puso de común acuerdo con los citados condenados, relacionados con la antigua discoteca "Bak Stage" -calle Jorge Juan, 20-, para vengarse de los miembros de seguridad de "Amnesia" y "causarles la muerte", dice el Ministerio Público en su escrito provisional.

Todos ellos, en compañía de otras personas no identificadas, irrumpieron violentamente en "Amnesia" portando pistolas, bates de béisbol y machetes y, sin mediar palabra, comenzó una pelea en la que David Lozano intervino, según el fiscal, golpeando con un objeto punzante a Víctor Manuel P.

Después, el ya condenado Babak M. disparó en el tórax a la víctima, causándole la muerte, mientras que otras tres personas relacionadas con el local resultaron heridas tras la pelea, a pesar de portar chalecos antibalas. Desde esa noche, los agentes de la Policía Nacional no habían dado por cerrada la denominada operación "Memorare" a pesar de haber sido juzgados ya tres acusados, pues David Lozano estaba en paradero desconocido y otro procesado, también iraní, de nombre Siamak M., permanece en rebeldía.

David Lozano, en cuyo domicilio de Torrejón de Ardoz la policía halló armas blancas y llaves de pugilato, tenía en vigor una orden de ingreso en prisión dictada por la Audiencia Provincial de Madrid y fue localizado hace dos meses en el puerto deportivo de Puerto Marina en Benalmádena (Málaga) con una identidad falsa.

La Policía recordó entonces que la banda de "Los iraníes" luchaba por hacerse con el control de la seguridad y el tráfico de drogas en locales de ocio madrileños en la década de los 90.