Comienza el desmontaje del mercado temporal de Barceló

Toneladas de hierro se desmontan del mercado de Barceló que desaparece del centro de Madrid, del barrio de Malasaña donde está ubicado. Nació para ser un mercado efímero y todos los vecinos lo despiden con lástima pero satisfechos con el proximo proyecto que le sustituye.

Muchos curiosos se asoman hoy a ver qué son estos hierros y es que esta imagen del mercado de Barceló dejaremos de verla en pocos meses. El mercado provisional desaparece para dar paso a un parque.

Este proyecto costó 5 millones de euros y el presupuesto para el nuevo jardín es de un millón y medio. Compuesto por 6 edificios, tres de ellos están casi desmontados. Donde estuvieron los puestos de pescado y fruta, ahora habrá árboles y bancos. Es lo que han pedido los vecinos de Malasaña, quieren zonas verdes, volver a lo que algunos recuerdan, a los jardines del Pintor Ribera.

El diseño acordado entre los vecinos y el Ayuntamiento, quedará así: el parque tendrá una plaza con una especie de templete circular en el centro, árboles, zona de paseo y bancos.

También se repondrá el monumento a Mesoneros Romanos. Los vecinos también podrán disfrutar de fuentes y de un nuevo pavimento para patinar. Se prevé que se termine a finales de abril, de momento solo queda decir adiós, al mítico Mercado de Barceló.