Comienza en Boadilla la segunda fase de la rehabilitación del Palacio

El Palacio del Infante Don Luis va camino de recuperar el esplendor que tuvo antaño. El Ayuntamiento está acometiendo la primera fase de la restauración de esta joya del neoclásico español que estará finalizada en el plazo de un año. El Palacio, que fue diseñado por Ventura Rodríguez, considerado el mejor arquitecto español en la transición del Barroco al Neoclásico, fue designado Monumento Nacional en 1974.

Más de 5 millones de euros se invertirán en esta restauración de los cuales 2 millones están financiados por los Fondos FEDER de la Unión Europea; el Banco Santander ha pagado también algunas partes de la restauración.

En esta primera fase se han previsto actuaciones sobre los portones laterales de acceso al palacio y el muro perimetral, los paramentos exteriores del palacio, la capilla y vestíbulos principales así como la sala de música. También se restaurará la primera terraza del jardín y se acometerán obras de mejora en la explanada oeste y en el entorno del Palacio, en concreto en las Antiguas Escuelas.

El proyecto de restauración del Palacio ha corrido a cargo del arquitecto José Ramón Duralde y la restauración del jardín le corresponderá a la paisajista Lucía Serredi.

El alcalde, Antonio González Terol, y el director general de Recursos Humanos, Organización y Costes del Banco Santander, Jesús Cepeda, han descubierto una placa conmemorativa de la restauración de los portones, ya concluida, que ha sido costeada por la entidad financiera. Se han restaurado las fábricas y sus cubiertas, carpinterías y herrajes, así como las puertas de madera y todos sus elementos.

CORNISAS DEL FRONTÓN

Igualmente se ha trabajado sobre las cornisas del frontón y se han conservado los restos de revoco originales del Palacio. La inversión ha ascendido a 180.000 euros.

En la actualidad se está realizando la restauración de los paramentos exteriores del Palacio, comenzando por la fachada que da al jardín. Se eliminarán los revocos modernos de cemento reponiéndolos por los de cal tradicionales con capa de acabado en tonos similares al original, se repararán las cornisas y se acometarán trabajos de limpieza de elementos de granito, eliminación de bajantes de agua y sustitución de las gárgolas originales.

También se restituirá el escudo que preside la fachada principal. El presupuesto para esta fase de la restauración ha ascendido a 476.000 euros. Las actuaciones previstas para un futuro próximo, ya en el interior del Palacio, incluyen la capilla, los vestíbulos principales y la sala de música.

La capilla es el elemento que mejor se conserva en la actualidad y los boadillenses pueden disfrutar de ella en los múltiples conciertos de música clásica que el Ayuntamiento programa en su interior. Su recuperación no contempla solo el espacio del templo sino también las galerías y tribunas perimetrales de

la planta alta y el tramo de escalera de servicio que une ambas plantas, así como las carpinterías interiores de esas galerías y la puerta de acceso desde el exterior a la capilla.

La conservación y recuperación del vestíbulo principal de la planta baja incluirá el corredor que lleva a la capilla y el tramo de la escalera principal que une el nivel del vestíbulo de acceso desde la plaza con el salón principal del nivel de jardín. Igualmente, se restaurará la puerta principal de acceso al Palacio y las carpinterías interiores de los vanos de este espacio.

En cuanto a la sala de música, se incluirán también los dos locales contiguos y el espacio de conexión con la escalera principal hacia el piso superior. Igualmente se contemplará la puerta principal al jardín y las demás carpinterías interiores, tanto en los vanos hacia el exterior como en las dos puertas entre estancias.

En esta fase también se montarán los tramos de balaustrada girados y levantados por la vegetación y se repondrán los balaustres de piedra que faltan en el acceso al jardín. El presupuesto para todas estas obras asciende a 970.000 euros.

La restauración de la primera terraza del jardín le devolverá a éste el aspecto que diseñó Ventura Rodríguez y que tuvo en su época. Esto será posible gracias a que se conserva como documento gráfico principal el plano de la Topografía Catastral de España, de 1868, que reflejaría el proyecto original de los años de 1760-1770 salvo por lo que respecta al parterre central que data de mediados del siglo XIX.

Según el proyecto, el jardín constará de un parterre dividido geométricamente en dos jardines asimétricos, reflejo de la clara influencia italiana que tuvo Ventura Rodríguez. Uno de los objetivos será la conservación del mayor número posible de especies originales. P

ara ello se plantarán tilos de Holanda, cipreses de la Toscana, lilos, moreras, perales, 3.000 plantas tapizantes, enredaderas, sóforas y unos 10.000 bojes que lucirán en el parterre. El proyecto mantendrá la fuente decimonónica de hierro y se construirá un pabellón para servicio. El presupuesto para la restauración de la primera terraza del jardín ha ascendido a 1.700.000 euros

En lo que se refiere a los elementos del entorno del Palacio, hay que destacar la restauración y mejora de la explanada oeste en la que se generará un espacio para uso y disfrute de los ciudadanos, con pavimento y mobiliario urbano adecuados y gran cantidad de arbolado.

En las Antiguas Escuelas, edificios situados enfrente del Palacio, se está terminando la construcción del nuevo Aula Medioambiental y de una zona didáctica exterior de usos múltiples. El Aula ha requerido una inversión de 324.000 euros, parte de la cual ha sido aportada por el Banco Santander.