Comercio seguro: Policía y Comercios de Vicálvaro colaboran en Intranet para evitar robos

Establecimientos comerciales de Vicálvaro y la Policía Municipal están colaborando desde hace seis meses en un proyecto preventivo piloto consistente en una Intranet en la que los comerciantes alertan a los agentes y a sus propios compañeros de movimientos sospechosos para evitar posibles robos.

Así, los comerciantes pueden informar de cualquier incidencia relacionada con la seguridad de sus establecimientos a través de la dirección de correo electrónico comerciosegurivia@madrid.es. Agentes de Policía Municipal de la Unidad del distrito atenderán al momento estas alertas dentro del horario comercial, de lunes a viernes, entre las 9.30 y las 21.30 horas.

El programa 'Comercio Seguro' está inicialmente abierto a los establecimientos que más robos sufren, como son las farmacias, parafarmacias y ortopedias, joyerías y relojerías, estancos, tiendas de telefonía y perfumerías. Vicálvaro fue elegido para poner en marcha este proyecto piloto porque es un distrito periférico, con una población no muy elevada, próxima a los 70.000 habitantes, y con una zona urbanizada pequeña. La idea del Ayuntamiento es exportarlo a otros distritos similares, como Barajas o Villa de Vallecas.

"Se trata de establecer un canal de comunicación entre la Policía Municipal y los comercios del distrito, que se convierte así en una especie de foro para comerciantes y agentes", ha explicado el delegado de Seguridad en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, tras visitar algunos comercios del distrito.

En algunos de ellos le han explicado la situación, como ha hecho el presidente de la Asociación de Comerciantes de Vicálvaro, Julián Jordán, que regenta una perfumería. "Somos carne de cañón al estar a pie de calle", ha asegurado. Ismael y Angel, dependientes en una tienda de telefonía, han relatado los diversos intentos de robo que han sufrido, bien con mazas y tratando de romper la cristalera, bien aportando documentación falsa para conseguir gratis un teléfono móvil.

TAN SENCILLO COMO UN CORREO

"Este sistema (de 'Comercio Seguro') es muy fácil. Consiste solamente en mandar un correo electrónico, algo que podemos hacer mientras que hacemos que tramitamos la solicitud de los sospechosos", han detallado los dependientes después de asegurar que se han encontrado ya alguna vez con supuestos clientes que aportaban un DNI falso. En pocos minutos los policías se pueden personar en el establecimiento y frustrar cualquier hecho delictivo.

Una vez recibida la alerta se ponen en marcha los dispositivos que se consideren necesarios, como trasmitir ese aviso a los demás comercios, ya sea los del mismo ramo o a todos los del distrito, o personarse en el lugar de la incidencia si se estima conveniente.

A través de este servicio también se pueden realizar sugerencias y peticiones. No es válido para comunicar situaciones de emergencias habituales, como robos o incendios, que se han de cursar a través de una llamada al teléfono único de emergencias, el 112.

Transcurridos seis meses desde su puesta en marcha son ya 40 los comercios adheridos al proyecto: 23 farmacias, 5 joyerías, una perfumería, 6 tiendas de telefonía móvil y 5 estancos. Todos ellos disponen de una pegatina en la que se informa de su inclusión en el proyecto. El único requisito para formar parte del programa 'comercio seguro' es disponer de conexión a Internet para poder enviar a la policía las demandas, sugerencias o alertas.

"Con el programa 'Comercio Seguro' se pretende disponer de una herramienta de prevención para mejorar la seguridad objetiva y subjetiva de los comercios adscritos", ha declarado Calvo, que ha añadido que otro de los objetivos es implicar a los comerciantes tanto en su propia seguridad como en la de otros comerciantes así como fortalecer su confianza en la Policía Municipal.

Calvo ha recordado que este programa se suma a otras actuaciones del Ayuntamiento para mejorar la seguridad de los establecimientos, como el patrullaje intensivo que realiza la Policía Municipal a pie, en moto o en coche, así como el mantenimiento de reuniones periódicas con los comerciantes, en las que se les facilitan herramientas y pautas para incrementar su seguridad.