Colmenar Viejo mide la presencia de gas radón en sus colegios y centros municipales

Ayuntamiento de Colmenar Viejo
Ayuntamiento de Colmenar Viejo

El Ayuntamiento de Colmenar Viejo va a llevar a cabo una serie de mediciones para detectar si hay presencia de gas radón en sus colegios y centros municipales, como medida "de prevención" para garantizar el control de los niveles en los espacios públicos de mayor afluencia.

Así lo ha anunciado el ayuntamiento después de que la Comunidad de Madrid comenzara la semana pasada a medir el gas radón en los juzgados de Colmenar, tras una denuncia sindical.

Una empresa homologada mide los niveles de radón en los Juzgados de Colmenar

Tras esos pasos del Gobierno regional, el Consistorio colmenareño se ha propuesto conocer los índices de ese gas, para poder actuar "en consecuencia", si fuera necesario.

No obstante, desde el ayuntamiento recuerdan en un comunicado que el radón, un gas que principalmente emana de la parte baja de construcciones asentadas en granito, suele concentrarse en edificios con sótanos sin ventilación o en lugares subterráneos en contacto con el terreno.

Si se encuentra que hay presencia de ese gas, se combatirá con las diferentes formas posibles, desde las más básicas, que consisten en la ventilación de los espacios de forma natural y creando corrientes de aire, o con la instalación de sistemas de extracción mecánica.

Adicionalmente, se podrán sellar las juntas y filtraciones por las que pueda producirse la entrada de gas. El alcalde, Jorge García, sostiene que estos análisis son "una medida de prevención", por lo que ha insistido en que no pretenden alarmar a nadie, sino "todo lo contrario", como es "tranquilizar" a los vecinos "garantizando que los edificios se encuentran en condiciones seguras para su salud".