Coca-Cola se planteará si ejecuta el ERE tras no llegar a un acuerdo con los sindicatos

Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), el embotellador único de Coca-Cola, se replanteará en los próximos 15 días si ejecuta el ERE anunciado -que afecta a 1.190 trabajadores y supone el cierre de cuatro de las once fábricas en España, entre ellas la de Fuenlabrada-, tras concluir hoy el periodo de consultas sin acuerdo con los sindicatos UGT y CCOO.

Así lo han indicado a Efeagro fuentes sindicales, quienes han detallado que en el acta final del periodo de consultas se indica que hay desacuerdo entre las partes.

Según las mismas fuentes, en el acta también se señala que la empresa utilizará el periodo legal de los 15 días siguientes al cierre del periodo de consultas para considerar la decisión que tomará en relación a si presenta o no el ERE, tras analizar la medidas planteadas, aunque no vinculantes, y que lo comunicará a la representación sindical.

Han precisado que la compañía ha indicado que tomará en consideración todas las propuestas planteadas sobre la mesa en relación a las prejubilaciones y bajas incentivadas mejoradas respecto al planteamiento inicial, pero también han advertido de que estas ahora no son vinculantes.

CCIP mejoró las condiciones iniciales planteadas para los prejubilados al bajar la edad de los 58 a 56 años para poder acogerse a esta medida, y en el caso de las bajas incentivadas se pasaba de 30 días de indemnización por año trabajado con un tope de 18 mensualidades a 45 días con tope de 42 mensualidades.

El embotellador tiene ahora un margen de 15 días para decidir si ejecuta o no el ERE.

Fuentes de la Federación Agroalimentaria de CCOO han indicado a Efeagro que, por parte del sindicato, no se podía firmar este ERE porque destruía puestos de trabajo con despidos forzosos y cerraba plantas.

"No se ha firmado porque conllevaba el cierre de cuatro plantas y la pérdida de multitud de puestos de trabajo. Nosotros siempre apostamos por la voluntariedad de las medidas, por la aceptación y el consenso, no por la imposición", señalaron.

En este sentido, CCOO espera que CCIP tome la decisión acertada para que se resuelva el conflicto y la más adecuada para la viabilidad de la empresa, según han puntualizado.

Han destacado que, en el caso de que la empresa decida presentar el ERE, CCOO lo va a impugnar y "tiene toda la probabilidad de que se declare nulo".

El responsable de la Secretaría de Acción de CCOO, José Vicente Canet, ha reseñado a Efeagro que en el acta figura que la compañía entiende que, aunque ha finalizado este periodo de consultas, esto no impide que se mantenga la interlocución con los sindicatos a pesar de mantenerse intereses distintos y no conciliables.

El secretario de política industrial de la Federación Estatal de Agroalimentación de UGT, Sebastián Serena, ha señalado que se pasa ahora a una fase donde "debemos comprobar y confirmar las acciones que hace la empresa, que tiene 15 días para decidir".

Ha subrayado que hay que ver cómo y en qué momento se presenta y que actuarán en consecuencia desde el punto de vista jurídico legal sin descartar otras medidas.

"Ojalá no nos equivoquemos y la compañía vea necesario abrir otro periodo diferente, sin la presión que hemos tenido hasta ahora y con la premisa de evitar la destrucción de empleo y de llegar a acuerdos más razonables posibles", ha dicho.

Desde el 3 de febrero una treintena de trabajadores están acampados a las puertas de la fábrica de Fuenlabrada, en la que trabajan 570 personas, y hoy han asegurado a Efe, después de que no haya acuerdo con la compañía respecto al ERE, que no levantarán el campamento, aunque se cierre la planta.

Así se lo ha confirmado a Efe el secretario de Organización de la Federación de Industria en UGT, Alfonso Juguera, quien ha añadido que se mantendrán a las puertas de la fábrica "para impedir que la empresa la desmantele".

El exministro de Trabajo y portavoz del Economía del PSOE en el Congreso Valeriano Gómez ha afirmado hoy en Palma de Mallorca que si la multinacional Coca-Cola "quiere ser lo que ha sido en España no está en disposición" de llevar a cabo un ERE sin acordarlo con sus trabajadores.

De no ser así, ha advertido el exministro, "la primera que sufriría sería la propia marca".

LA COMUNIDAD LUCHARÁ "HASTA EL ÚLTIMO MOMENTO"

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha afirmado este viernes que el Ejecutivo autonómico luchará "hasta el último momento" para que no se cierre la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada.

"A nosotros nos hubiese gustado que no se cerrase la factoría y el Gobierno hasta el último momento luchará por esa opción porque pensamos que es la mejor para Madrid", ha afirmado Ossorio preguntado por lo que puede hacer la Comunidad ante el ERE en Coca-Cola.

Ossorio ha señalado que han estado en "contacto permanente" con los trabajadores, los representantes sindicales y la empresa y que se fijaron dos objetivos: uno de ellos, "clarísimo", que es que "los derechos de los trabajadores se respetaran al máximo" y el segundo, que se mantuviera la factoría en Fuenlabrada, por lo que lucharán "hasta el último momento".

En cuanto a los derechos de los trabajadores, ha señalado que "las distintas ofertas que ha hecho Coca-Cola Iberian Partners han ido mejorando y la última que se ha llegado no son despidos sino bajas incentivadas". Además, ha señalado que "han incrementado las indemnizaciones a 45 días y el número de meses de indemnización que se da".