Cobo sigue grave en la Unidad de Medicina Intensiva con "evolución neurológica favorable"

Los médicos del Hospital La Paz han descartado que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que tuvo un accidente de moto este martes y resultó herido grave, sufra un edema cerebral, tras realizarle un escáner anoche, según han informado fuentes municipales. Tras realizarle esta prueba el edema cerebral está descartado y en estos momentos, Cobo se encuentra sedado porque se está despertando a menudo. Las mismas fuentes han explicado que ha tenido momentos de consciencia y que no está desorientado.

Además, durante esta mañana se le ha realizado otro último escáner, que descarta lesiones cerebrales. "Ha salido muy bien", señalan dichas fuentes, que han explicado que Cobo reconoce a las personas y los médicos se están planteando reducirle la sedación en función de los dolores que vaya teniendo. "Si todo evoluciona bien a lo largo del día se le va a quitar la respiración asistida", han añadido. Asimismo, han indicado que Cobo "quiere hablar pero no puede" porque está entubado. Tiene varias costillas rotas y heridas importantes en la cara como el desplazamiento de la mandíbula.

En el hospital se encuentra toda su familia y sus cuatro hijos. Han podido entrar a verle su mujer y el alcalde. Unos de los últimos en llegar han sido el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, y el portavoz municipal de UPyD, David Ortega, que ha destacado que las "noticias son buenas" y que todo su equipo está para apoyarle.

Sobre las ocho y media de la mañana, se ha desplazado al hospital el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para interesarse por el estado del paciente. Gallardón ya estuvo ayer por la noche en el centro sanitario, al que también se acercaron la teniente alcalde de Madrid y concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, así como la mayor parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento y el jefe de la oposición municipal, Jaime Lissavetzky.

Cobo, de 55 años, sufrió un traumatismo craneoencefálico después de que su moto derrapase en la M-500 sobre las 21 horas y se saliese de la vía cayendo a la calzada. Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, en el accidente no se vio involucrado ningún otro turismo y Cobo llevaba el casco puesto, según han informado fuentes de la Benemérita.

GONZÁLEZ: "AFORTUNADAMENTE LA COSA NO ES TAN GRAVE COMO INICIALMENTE PARECÍA"

El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, ha acudido este miércoles al Hospital La Paz a visitar a los familiares del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ingresado tras un accidente de moto, y ha asegurado que "afortunadamente la cosa no es tan grave como inicialmente parecía"."Felicitarnos por que afortunadamente la cosa no es tan grave como inicialmente parecía", ha indicado González, en declaraciones a los medios a su salida del centro hospitalario. El vicepresidente madrileño ha explicado que "la cosa evoluciona muy bien" y que han querido ir hasta La Paz para "mostrar el apoyo a la familia".

González, que ha ido acompañado del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha explicado que los médicos dicen que el pronóstico "es cada vez mejor" y ha deseado "su pronta recuperación" y que "esto se quede en un susto".

El propio Fernández-Lasquetty, según González, ha estado en "contacto permanente" con los servicios sanitarios del Hospital y con los representantes de la familia. También tanto él como la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, llamaron "desde el primer momento" al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, para informarse por su estado. "Hemos hecho lo normal en estos casos", ha concluido. Además de González, el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, y el portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, también se han acercado al Hospital, donde permanece Alberto Ruiz-Gallardón desde las 8 horas.

GALLARDÓN SUSPENDE SU AGENDA

El alcalde de la ciudad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha suspendido su agenda para este miércoles tras el accidente de Manuel Cobo. En las últimas horas, además de Alberto Ruiz-Gallardón, se han acercado hasta el centro hospitalario la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella; el delegado de Hacienda, Juan Bravo; el portavoz socialista en el Consistorio, Jaime Lissavetzky, y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, entre otros.

A la salida del centro hospitalario, Gallardón ya reconoció que la "sensación" que tenían todos ahora era de "alivio". "Estamos aliviados después de haber estado muy preocupados, y la evolución, como han dicho los médicos, es muy favorable", apuntó el alcalde madrileño. "Hay en estos momentos en la familia y en todos sus amigos que estamos aquí una sensación de que los momentos más difíciles se han superado y que el tiempo juega a su favor", continuó Gallardón, que esperó que durante este miércoles las noticias fuesen "mejores".

EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE MADRID TAMBIÉN SUSPENDE SU AGENDA

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Madrid también ha suspendido su agenda prevista para este miércoles. El portavoz socialista en el Consistorio, Jaime Lissavetzky, tenía para hoy un acto en el centro cultural La Vaguada para denunciar la ausencia de programación y actividades culturales en varios distritos y barrios de la capital durante el verano. Lissavetzky, precisamente, ha sido uno de los que se han acercado hasta el Hospital La Paz.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha hablado con Gallardón por teléfono para interesarse por el estado de salud de su 'número dos', según han informado fuentes del Gobierno regional.