El Clínico mejora el tratamiento de pacientes con hipertensión

Una niña de 13 años, ingresada por coma etílico tras un botellón en Leganés
Una niña de 13 años, ingresada por coma etílico tras un botellón en Leganés

La Unidad de Hipertensión del hospital Clínico San Carlos, de la Comunidad de Madrid, ha incorporado un novedoso dispositivo que permite ajustar al máximo los tratamientos que se administran a los pacientes con hipertensión difícil de controlar.

Cerca de 100 pacientes ya se están beneficiando de las ventajas de este dispositivo llamado 'Hotman', que mide el volumen, la resistencia arterial y la capacidad de las células del miocardio de contraerse espontáneamente con una frecuencia regular, según un comunicado de la Comunidad de Madrid.

Se trata de una prueba cuya duración no excede los 15 minutos y se realiza colocando al paciente cuatro electrodos en el cuello y otros cuatro en el tórax.

Gracias a ella, los especialistas pueden identificar la alteración hemodinámica responsable de la falta de control de la hipertensión e indica cuál es el tratamiento exacto que se debe ajustar, evitando en muchas ocasiones añadir otro fármaco antihipertensivo para lograr el control de la tensión.

En un primer trabajo elaborado por los especialistas de la citada Unidad de Hipertensión del Clínico en pacientes con hipertensión (HTA) refractaria, se demostró que el 55 por ciento de ellos se controlaron con ajuste de dosificación del tratamiento y sin añadir más fármacos como se hubiera hecho siguiendo la práctica clínica habitual.

La incorporación de este dispositivo se añade a las tecnologías con que está dotada esta Unidad de Hipertensión para el tratamiento de esta patología en pacientes que presentan hipertensión secundaria a otras patologías, y que hasta ahora eran resistentes a los procedimientos y fármacos destinados a dicho fin.

Así, esta Unidad, integrada en el Servicio de Medicina Interna, cuyo jefe de Servicio es el doctor Arturo Fernández-Cruz, es una de las mayores expertas en aplicar ablación por radiofrecuencia a pacientes con hipertensión producida por tumores o hiperplasias nodulares en las glándulas suprarrenales, que les provoca una hiperactividad de las mismas.

Este procedimiento se realiza en el Servicio de Radiología Intervencionista y requiere solo una noche de ingreso, evitando un procedimiento quirúrgico que conlleva mayores riesgos para el paciente y mayor estancia hospitalaria.

El éxito de este tratamiento es tal que los pacientes con estos tumores suprarrenales, que en un 99 por ciento son benignos, dejan de ser hipertensos y en los casos de hiperplasia se reduce considerablemente el número de fármacos utilizados para controlarles.

La Unidad de Hipertensión del Clínico San Carlos fue reconocida en 2007 como Centro de Excelencia (Hipertension Excellence Centre) en el ámbito europeo por el trabajo que lleva a cabo a nivel asistencial, docente e investigador, reconocimiento que fue revalidado en 2012.

Esta distinción es un sello de calidad otorgado por la Sociedad Europea de Hipertensión y, por ello, está dentro del grupo de los centros pioneros en Europa que disponen del dispositivo 'Hotman'.

En 2012 los siete profesionales que integran esta Unidad de HTA -médicos, enfermeras y personal administrativo- realizaron alrededor de 4.000 consultas médicas, 653 consultas de enfermería, 1.400 Holter de presión arterial, 621 medidas de presión central, 659 medidas de grosor íntima media, 100 procedimientos Hotman y 50 procedimientos de radiofrecuencia.

Los pacientes que atienden presentan distintas patologías, entre ellas, hipertensiones secundarias, hipertensión refractaria, hipertensión maligna e hipertensiones con muy alto riesgo cardiovascular asociadas a infarto de miocardio, ictus, u otros factores de riesgo como diabetes, colesterol alto y tabaquismo, entre otros.

Además, la Unidad de HTA cuenta con una consulta de embarazadas hipertensas de alto riesgo, en estrecha colaboración con el servicio de Obstetricia del hospital, en la que se han efectuado más de 900 exploraciones