Ciudadanos pide una policía para combatir las agresiones homófobas

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado, ha planteado crear en los municipios de la región de una unidad de policía contra los delitos de odio para combatir las agresiones homófobas y el acoso que sufre el colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI).

En declaraciones a los medios tras visitar el Programa LGTBI de la Comunidad "para conocer de primera mano cómo funciona", Aguado ha subrayado que ante las agresiones homófobas ya no cabe responder con minutos de silencio o muestras de repulsa.

"Hay que ponerse a trabajar ya", ha dicho, antes de recordar que en dos semanas ya se han producido varias agresiones en la región -los pasados días 1 y 10 dos personas sufrieron agresiones verbales y físicas, un joven gay en el Metro y luego en una calle del distrito de Salamanca, y una mujer transexual en el barrio de Lavapiés-, y que el 24 de diciembre un chico transexual de 17 años se suicidó en Barcelona tras sufrir acoso escolar.

Aguado ha recordado que en la Asamblea se están tramitando dos leyes, una sobre transexualidad y otra contra la discriminación, y ha recalcado que su voluntad es que "salgan adelante cuanto antes".

No obstante, Ciudadanos quiere ir "más allá" y por eso presentará mociones en todos los Ayuntamientos -ayer mismo lo hizo en el de la capital- para impulsar un protocolo que ponga fin al acoso escolar por razones de discriminación, de manera que los docentes y los responsables de los colegios e institutos sepan como actuar cuando se produce un caso de este tipo.

Pero además, Aguado ha propuesto crear una unidad especial de la policía contra delitos de odio, que según ha dicho ya existe y funciona "muy bien en Fuenlabrada".

Y para ello, ha anunciado que va a presentar una proposición no de ley en la Asamblea, para que esa unidad policial específica exista también en el resto de municipios de la región. "Queremos que (los policías) tengan formación, que sepan a qué atenerse, que tengan unidades específicas, y un protocolo de actuación contra el acoso", ha argumentado.