Ciudadanos y Partido Popular piden en la Asamblea paralizar Madrid Central

El Ayuntamiento estudia "excepciones" en Madrid Central pero no lo retrasará

Ciudadanos y PP han pedido este jueves en la Asamblea de Madrid la paralización de Madrid Central, que entrará en vigor en la capital el 30 de noviembre, mientras que el PSOE ha dado su visto bueno al proyecto aunque ha afeado falta de consenso y Podemos lo ha defendido.

De esta manera se han posicionado las cuatro formaciones políticas durante el Pleno de la Cámara regional, por medio de una proposición no de ley sobre la materia, impulsada por Ciudadanos. Así, gracias al voto favorable de PP y de la formación 'naranja' ha salido adelante la iniciativa que pide no solo la paralización sino que se flexibilicen los criterios de acceso al área de Madrid Central.

Considerando como propuestas que se permita el acceso hasta diciembre de 2020 de vehículos sin distintivo ambiental con masa máxima autorizada no superior a 3.500 kilogramos destinados a distribución urbana de mercancías así como el de aquellos ciudadanos que requieran el acceso por asuntos sanitarios o escolares.

Asimismo, recoge que se facilite al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) toda la información técnica por parte del Ayuntamiento de Madrid que garantice a viabilidad y el objetivo de mejorar la calidad del aire.

Además, por medio de la misma se solicita la creación de una línea de subvención con presupuesto municipal para la renovación de vehículos comerciales e industriales en coordinación con el programa de ayudas PIVCEM-Madrid, así como que se permita la circulación de vehículos por calle Gran Vía y el tramo de calle Alcalá comprendido entre Gran Vía y Plaza de Cibeles.