Cifuentes recibirá a los padres del menor que se suicidó en Leganés

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha garantizado que su Gobierno está poniendo en marcha "todas las medidas disponibles" para prevenir y combatir el acoso escolar, incidiendo en las familias, para que puedan detectar estos casos aunque el menor no lo haya contado.

Cifuentes ha confirmado que dentro de unos días se reunirá con los padres de Diego, un niño de once años que se suicidó el pasado mes de octubre en Leganés por un presunto caso de acoso escolar ocurrido en el centro Nuestra Señora de los Ángeles, en el barrio de Villaverde, encuentro que había anunciado a Efe el portavoz de la familia, Fernando Sacristán.

Se trata, según la presidenta, de un caso "verdaderamente terrible" que hacer sentir "realmente conmovido" a quien lee la carta de despedida de Diego a sus padres. Los padres del menor que se suicidó en Leganés el pasado mes de octubre por un presunto caso de acoso escolar han acusado al centro escolar donde acudía su hijo y a la Consejería de Educación de tratar de "tapar" el caso y "eludir responsabilidades".

"Quieren taparlo para que no salte y eludir todos las responsabilidades", ha declarado a Efe la madre del menor, Carmen González, en referencia al colegio Nuestra Señora de los Ángeles y a organismos públicos como la Consejería de Educación.

En su opinión, "no hay dudas" de que el motivo que llevó a su único hijo a quitarse la vida el pasado 14 de octubre tirándose por la ventana de su vivienda, en un quinto piso de un inmueble de Leganés, fue el acoso escolar que sufría en este centro. La madre asegura que en ningún momento sospecharon de esto, ya que su hijo no les contó nada al respecto.

El portavoz de la familia, Fernando Sacristán, ha añadido que los padres mantuvieron varias reuniones rutinarias con la tutora de su hijo antes del suceso y que ésta les dijo que era un niño "brillante" que sacaba buenas nota y se le veía "bien" y "contento".

CIFUENTES LOS RECIBIRÁ

La presidenta ha recalcado que el problema del acoso escolar, tanto físico como a través de las redes sociales, son fenómenos "que hay que combatir", y el Gobierno regional está poniendo en marcha políticas "sobre todo preventivas" para acabar con él.

Por un lado, ha dicho, hay que ofrecer "mucha información" a los menores para que sepan detectar y cómo actuar cuando tienen conocimiento o sufren estas situaciones, que conozcan a quién pueden dirigirse, porque "es fundamental" que denuncien el caso y se lo hagan saber a sus padres o profesores.

"Si no se conoce lo que está ocurriendo, no se puede actuar", ha insistido Cifuentes, que ha recordado que en el caso de Diego "lamentablemente no había habido ninguna denuncia" y ni siquiera sus padres sabían que estaba sufriendo esta situación.

Por eso los padres son también destinatarios de las políticas de prevención e información de la Comunidad de Madrid, para que tengan herramientas que les permitan detectar un caso de acoso aunque el menor no se lo haya contado. Y a partir de ahí es cuando la Comunidad sí podrá tomar medidas disciplinarias, si se detecta y confirma que en algún centro se está produciendo acoso a un menor.

"Es un problema muchas veces silencioso, pero se tiene que poder visualizar; sólo siendo visible se va a poder actuar con contundencia contra él", ha aseverado Cifuentes.

EL JUZGADO REABRIRÁ EL CASO TRAS ARCHIVARLO

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Leganés estudia reabrir la causa del menor de 11 años de este municipio madrileño que el pasado mes de octubre se quitó la vida tras dejar una carta a sus padres donde decía que no quería ir al colegio, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La magistrada de este juzgado decidió archivar la denuncia que presentaron sus padres, que alegaban que detrás de la muerte de su hijo podía haber acoso escolar sufrido en el colegio Nuestra Señora de los Angeles, en Villaverde, al no poder determinarse que hubiera habido intermediación de terceros en la muerte del pequeño.

Los padres del menor, que han hecho pública en el diario 'El Mundo' la misiva que dejó su hijo antes de quitarse la vida, presentaron un recurso de reforma, y ahora la jueza estudia si reabrir la causa o no.

De todos modos, las mismas fuentes han explicado que el caso no se podría llevar en los juzgados de Plaza de Castilla, como piden los padres, porque sólo les queda la posibilidad de presentar recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid.

EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN HABILITARÁ UN TELÉFONO DE ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DE ACOSO ESCOLAR

El Ministerio de Educación habilitará a partir de junio un teléfono de atención para las víctimas de acoso escolar, similar al de quienes sufren violencia machista, de carácter gratuito y atendido por expertos en psicología, pedagogía y justicia.

Así lo ha anunciado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, quien también ha adelantado que el viernes llevará al Consejo de Ministros un plan de actuación contra el acoso escolar que hoy ha cerrado la Comisión de Subsecretarios y Secretarios de Estado.

"Queremos que no haya un grito solitario, que tengan a alguien a quien decírselo y en quien confiar", ha apuntado el ministro sobre un problema "muy serio" que se ha visto agravado por la revolución tecnológica, ya que las amenazas o insultos se trasladan del patio del colegio a las redes sociales.

Méndez de Vigo, quien ha subrayado que es "muy importante la sensibilización de padres, centros escolares y de otros niños, que también deben denunciarlo", ha dicho que el proyecto del teléfono gratuito, que podría ser una línea 900 o bien una de tres cifras, está en proceso de licitación y se espera que pueda activarse en junio.

"Hay que denunciar, no tener miedo. No es posible que exista un niño con miedo. En esta lucha están implicados padres, profesores, el Gobierno y las Comunidades Autónomas, que quieren contribuir a que la violencia escolar deje de ser un problema", ha referido el ministro.

Con este teléfono, los niños podrán acudir desde el anonimato a "expertos que les digan lo que tienen que hacer", con cuya cualificación el Gobierno será "muy exigente" y que atenderán los casos todos los días del año.

Méndez de Vigo ha destacado el empeño del Gobierno y las Comunidades Autónomas para combatir esta lacra con programas de sensibilización, el registro de delincuentes sexuales para que no puedan trabajar en los centros educativos, o el plan para garantizar la seguridad en colegios e institutos.