Cifuentes promete en el sur de la región que ningún madrileño quedará atrás

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha vuelto al sur de la región en esta penúltima jornada de campaña para decir a los ciudadanos castigados por la crisis que si es elegida trabajará "por todos los madrileños para que ninguno se quede atrás".

Cifuentes ha recorrido durante cerca de dos horas la zona peatonal del centro de Leganés junto a la candidata del PP a la Alcaldía, María Eugenia Carballedo.

Como ha declarado después a los periodistas, su intención era "sobre todo escuchar las propuestas, quejas y sugerencias de vecinos y comerciantes de Leganés para mejorar" y para trasladarles su "prioridad, que es la creación de empleo".

"Es el problema que más preocupa a los madrileños y va a ser la prioridad de mi gobierno, crear empleo, que todas las familias madrileñas, todas, que tienen algún miembro en el paro, puedan también ver el final del túnel, que todos podamos salir de la crisis, que nadie se quede solo en esta salida de la crisis".La aspirante popular a presidir la Comunidad ha señalado que "es verdad que Madrid está mejor que el resto de las comunidades autónomas" pero ha opinado que el 18 % de desempleo "son muchos parados y hay que trabajar".

La candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, ha advertido hoy a los votantes de que Podemos quiere llegar a la Alcaldía para conseguir desde ahí el Gobierno de España y, una vez allí, "imponer sus proyectos", que son "totalitarios".

Aguirre ha arremetido contra Podemos en su penúltimo mitin de campaña, en un centro cultural del distrito de Carabanchel al que ha accedido tras ser increpada por decenas de personas -muchas de ellas protestando contra los desahucios- que han intentado entrar por la fuerza en el recinto y se han enfrentado a los organizadores hasta que ha llegado la Policía.

La candidata, que ha estado arropada por la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha dedicado gran parte del mitin a advertir a los votantes contra Ahora Madrid y contra Podemos, que "no quieren la Alcaldía para trabajar por los madrileños" sino para llegar al Gobierno de España "para imponer sus proyectos, que son totalitarios".