Cifuentes presenta una "leve mejoría" dentro de la gravedad

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, presenta esta jueves una "leve mejoría" respecto ayer, dentro de la gravedad, y sigue estable ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de la Paz, donde continúa con ventilación mecánica y en estado de semiconsciencia.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes oficiales, quienes han detallado que en el día de hoy le han bajado cierta medicación para comprobar cómo reaccionado su organismo y el resultado ha sido bueno. No obstante, la delegada permanece sedada, para evitar el dolor, ya que tiene siete costillas rotas (de las 3 a la 10).

Otro dato positivo es que la prueba neurológica practicada ayer fue satisfactoria, ya que los médicos no detectaron que el accidente le hubiera provocado daños craneoencefálicos. En el momento del siniestro, la delegada llevaba un buen casco, lo que le evitó un fuerte golpe en la cabeza.

Por tanto, las lesiones más graves que padece la delegada se localizan en el tórax y en un pulmón. De hecho, ayer fue operada por el Servicio de Radiología Vascular Intervencionista del centro para cerrarle una arteria que estaba dañada. La delegada ingresó en el centro con un traumatismo torácico grave y con hemoneumotorax (acumulación de aire y sangre en los pulmones).

En la misma línea, el consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha manifestado que los últimos datos que conocen confirman que el estado de salud de Cristina Cifuentes presenta una "leve mejoría", y está estable "dentro de la máxima gravedad, como cualquier persona que está en la UCI".

Tras la visita al centro de menores 'El Lavadero', Victoria ha indicado que, tal y como apuntó el jefe de Urgencias del hospital de La Paz, hay que esperar entre dos y tres días para hacer una observación completa y evolución del estado de la y comprobar cómo responde. Le ha deseado una pronta recuperación.

LOS SINDICATOS LE PIDEN QUE SE VAYA A LA PRIVADA

Alrededor de un centenar de trabajadores del hospital de La Paz se han concentrado hoy a las puertas del centro para protestar contra la privatización de la sanidad madrileña y han pedido que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, ingresada en la UCI, se vaya a un hospital privado.

En la protesta -que se ha desarrollado sin incidentes y que se celebra todos los jueves en rechazo a los recortes en la sanidad pública y la privatización en la gestión de hospitales públicos- los concentrados han aprovechado para protestar por el ingreso de Cifuentes desde el pasado martes tras sufrir un accidente de moto cuando circulaba por el Paseo de la Castellana.

Los asistentes, que han formado un corro en el exterior de la entrada del hospital, han coreado lemas contra el ingreso de Cifuentes y han pedido "que se vaya a la privada".

Además, han exigido al Gobierno regional que no se pague la deuda a costa de la sanidad y la educación pública.

Horas después de la concentración, la plataforma Patusalud en defensa de la sanidad pública ha remitido un comunicado apoyado por asistentes a la concentración en el que desea la pronta recuperación de la delegada.

"Sabemos que está en las mejores manos y ha venido a un centro de la sanidad pública donde va a estar muy bien atendida", destaca la nota que hace hincapié en que el motivo de la protesta es seguir "peleando" para que la sanidad siga siendo "pública, universal y de calidad".