Cifuentes potenciará la red aparcamientos disuasorios, que "está infrautilizada"

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha anunciado hoy que se fomentará la utilización de la red de aparcamientos disuasorios, repartida en 19 municipios y que ofrece 22.574 plazas, un 80% de las cuales son gratuitas o cuestan menos de 2 euros al día, y que están "infrautilizadas". Para ello, en la página web del Consorcio Regional de Transportes de Madrid se ha publicado mapa interactivo en el que se pueden consultar las ubicaciones, características de cada aparcamiento, situación, precios y número de plazas, entre otras características, ha dicho Cifuentes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Madrid tiene 45 aparcamientos disuasorios, abiertos 24 horas al día los 365 días, y normalmente situados junto intercambiadores, estaciones tren y metro, o estaciones autobuses, y muchas plazas "aún siendo gratuitas no se utilizan", ha dicho.

La web del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (www.crtm.es) ha publicado un mapa interactivo en el que los usuarios pueden consultar las ubicaciones y características principales de la red de aparcamientos disuasorios asociados al transporte público, con más de 22.500 plazas disponibles. Asimismo, la aplicación "Mi Transporte", que proporciona información en tiempo real sobre los diferentes modos de transporte en la Comunidad de Madrid, ha incorporado recientemente toda la información relativa a los aparcamientos disuasorios con que cuenta la región.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha instado este martes al uso de los aparcamientos disuasorios de acceso a la capital, con un total de 22.574 plazas disponibles, la mayoría próximas a estaciones de Cercanías, para mejorar el tráfico y la calidad del aire.

Según ha destacado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el último de este año 2015, la región de Madrid cuenta con una "extensa" red de aparcamientos disuasorios, que tienen como objetivo principal persuadir al conductor de entrar con su vehículo privado en la ciudad de Madrid.

También busca fomentar el uso del transporte público, evitar aglomeraciones de tráfico en la entrada al área metropolitana de Madrid y contribuir a mejorar la calidad del aire, evitando el uso abusivo del coche, como ha indicado Cifuentes, que hoy ha tenido conocimiento de un informe de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras sobre este asunto.

Cifuentes ha señalado que la red de aparcamientos disuasorios repartidos por la región forma parte de las medidas recogidas en el Plan Estratégico de Movilidad Sostenible de la Comunidad de Madrid (2013-2025), que está desarrollando el Consorcio Regional de Transportes en colaboración con los ayuntamientos y los operadores de transporte implicados en este proyecto.

La promoción y desarrollo de los aparcamientos disuasorios se incluye también como un elemento importante en la Estrategia de la Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid. Así, Madrid cuenta con 45 aparcamientos disuasorios repartidos en 29 municipios de la región. Abiertos al público 24 horas, 365 días al año, se encuentran generalmente situados junto a intercambiadores y estaciones de transporte público, tanto ferroviarias (Metro y Cercanías) como de autobuses.

En total, hay disponibles 22.574 plazas de aparcamiento, de las cuales el 80 por ciento son gratuitas y el resto, 9 aparcamientos, cuentan con tarifas que van desde los 1,10 euros por estacionamiento de vehículo al día a abonos mensuales de 17,45 euros al mes.

Según el informe de Transportes, numerosos aparcamientos disuasorios cuentan con un elevado número de plazas que no son utilizadas habitualmente al cien por cien de su capacidad, en muchos casos por desconocimiento de sus potenciales usuarios.

Así aparcamientos como Móstoles-El Soto, con 1.339 plazas, registra cifras de ocupación en torno al 50-60 por ciento; el de Ciudad Universitaria, con 1.498 plazas, un 30 por ciento de ocupación; o el de Boadilla del Monte, que cuenta con 385 plazas, apenas llega al 15 por ciento.

Los municipios en los que se encuentran estos aparcamientos disuasorios son Madrid, Alcalá de Henares, Alcorcón, Alpedrete, Aranjuez, Boadilla del Monte, Cercedilla, Ciempozuelos, Collado Mediano, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Coslada, El Escorial, Fuenlabrada, Galapagar, Getafe, Humanes de Madrid, Las Rozas, Leganés, Guadarrama, Los Molinos, Majadahonda, Meco, Móstoles, Pinto, Rivas Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz y Valdemoro.

SE ELIMINARÁN PUNTOS NEGROS EN LAS CARRETERAS E INSTALARÁN BARRERAS DE PROTECCIÓN PARA MOTORISTAS

El Gobierno de la Comunidad de Madrid va a eliminar los puntos negros en 124 kilómetros de carreteras de la región y va a instalar barreras de protección para motoristas en 14 de estas vías. El anuncio lo ha hecho hoy la presidenta regional, Cristina Cifuentes, tras la reunión del Consejo de Gobierno en la que se ha aprobado una inversión de 4,1 millones de euros para mejorar la seguridad vial de los llamados Tramos de Concentración de Accidentes (TCA) y otra de casi un millón de euros para colocar las referidas barreras de protección.

En lo que respecta a la eliminación de puntos negros en las carreteras madrileñas, 75 de ellos se localizan en las zonas norte, noroeste y oeste de la región y los 49 restantes en el sur y sureste.

Entre las medidas que se llevarán a cabo destacan la mejora de la señalización vertical, repintado de marcas viales, acondicionamiento de márgenes, instalación de bordillos, baldosas para isletas, pasos peatonales, poda de vegetación e instalación de paneles direccionales.

Con estas actuaciones, el Gobierno regional quiere avanzar en la mejora de la seguridad vial y en la reducción de la siniestralidad en las carreteras madrileñas, donde en los últimos diez años se ha reducido la mortalidad en casi un 70 por ciento, ha dicho Cifuentes.

La presidenta también ha informado de que la inversión de un millón de euros en la instalación de barreras de protección en 14 carreteras de la región tiene como finalidad reducir la siniestralidad en uno de los colectivos más vulnerables como son los motoristas.

La colocación de estas protecciones se llevarán a cabo en tramos de las carreteras M-512, M-133, M-131, M-539, M-106, M-511, M-215, M-522, M-516, M-423, M-405, M-121, M-117 y M-521, donde se han localizado los puntos de mayor concentración de accidentes de motoristas.

La presidenta regional ha informado, además, de que su Gobierno trabaja ya en un Plan Integral de Seguridad Vial para los motoristas que será presentado en los próximos meses.

SE NOMBRARÁ A UN COMISIONADO PARA LA CAÑADA REAL GALIANA

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy la creación y nombramiento de un Comisionado para la Cañada Real Galiana que actuará como interlocutor de los vecinos y de las diferentes administraciones en la búsqueda de una solución urbanística y de actuaciones sociales en este poblado. La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha informado de esta nueva figura de coordinación en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

El Comisionado del Gobierno para la Cañada Real tendrá como encomienda avanzar en la transformación urbanística de la Cañada Real y especialmente en la integración de sus habitantes para que al final de la actual legislatura el "problema" de este poblado esté solucionado o encarrilado para una solución definitiva.

Cifuentes ha especificado que este nuevo cargo de libre designación, que tendrá una categoría inferior a la de director general, dependerá de la Consejería de Presidencia y empezará a trabajar ya la próxima semana, tras su nombramiento en la reunión del Consejo de Gobierno del día 5.

Será nombrado Comisionado una persona que conozca la problemática para que "no pierda un solo minuto" indagando sobre la cuestión y que "no caiga en saco roto" todo lo que se ha hecho en los últimos años, y a la vez que tenga tratos con los ayuntamientos (Madrid, Rivas Vaciamadrid y Coslada) y tenga capacidad de interlocución con las asociaciones y vecinos implicados.

"Queremos una persona a tiempo completo dedicada a hablar con el Gobierno de la nación, con los ayuntamientos, los vecinos y las asociaciones, y creemos que tenemos a la persona que cumple con todos los requisitos", ha señalado, aunque el nombramiento no está "decidido al 100%", a falta de que lo apruebe el Consejo de Gobierno.

La resolución de los problemas urbanísticos y sociales de la Cañada es, ha insistido Cifuentes, una "asignatura pendiente" desde hace 50 años, y el Gobierno no quiere que pasen los meses sin lograr una solución definitiva para un problema "de una magnitud importante". Ha recordado que ya existen tres mesas de trabajo: una de la Delegación del Gobierno, para garantizar la seguridad en las zonas más afectadas por el tráfico de drogas a gran escala -el sector 6-, otra mesa urbanística y otra de carácter social.

Cifuentes ha señalado que hay personas que llevan viviendo treinta o cuarenta años en sus casas aunque de manera irregular, al no tener la propiedad, por lo que urge buscar una solución jurídica para regularizar su situación, y probablemente implicará actualizar el censo de población afectada que ya se hizo hace unos años.

Junto a las soluciones urbanísticas "complejas", que habrá que abordar con los tres ayuntamientos afectados, también existen cuestiones sociales, porque no sólo se trata de legalizar viviendas, sino de garantizar que en esas zonas se prestan servicios básicos, como sanitarios, educativos y sociales, lo que también requiere coordinar recursos con los Ayuntamientos y supondrá aprobar inversiones.

"Hay que hacer una planificación para que la Cañada deje de ser ese foco de ilegalidad y marginación, y se convierta en otro barrio", ha reiterado, y para ello ha opinado que el Comisionado -figura que demandan los vecinos y asociaciones, según Cifuentes- permitirá coordinar los trabajos y poner "negro sobre blanco" las posibles soluciones y las actuaciones que se vayan aprobando.

Por eso, ha insistido en que debe ser alguien específicamente dedicado a esta cuestión, con la "encomienda única" de avanzar para que al final de la legislatura el problema de la Cañada esté "si no definitivamente solucionado, sí perfectamente encarrilado para que acabe en los próximos años".

UN AÑO INTENSO Y SATISFACTORIO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha hecho balance este martes, a las puertas del fin de año, de sus seis meses en la Presidencia del Gobierno regional, un tiempo que ha calificado de "intenso y satisfactorio", en el que "todo el Gobierno ha trabajado mucho y no ha estado ni un solo día de vacaciones". "Considero un honor absoluto ser la presidenta de los madrileños. Creo que todo el Gobierno ha trabajado mucho. Agradezco a todos los consejeros y al Gobierno en su conjunto y a todos los trabajadores públicos su trabajo en todos los ámbitos de la Comunidad, porque ellos son de verdad con su trabajo los que hacen que se presten los servicios públicos, la Sanidad, la Educación y el resto de servicios, que tienen una calidad importante", ha añadido.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha recalcado que ha sido medio año "de trabajo constante", en el que "aquí no hemos cerrado ni un sólo día por vacaciones, ni en verano ni en navidades". Además, se ha mostrado "razonablemente satisfecha" con el trabajo realizado porque "se está cumpliendo el acuerdo electoral y de investidura".

"Se trata de acuerdos y medidas que se han puesto en marcha y que objetivamente han beneficiado a muchos madrileños. Por ejemplo, el ahorro importante que supone la tarifa plana de 20 euros en el abono de transportes. También medidas de fuerte contenido social, como esta congelación de la tarifa del agua y que ninguna familia que pase por dificultades se quede sin ese suministro", ha apuntado.

La presidenta regional también ha aludido a que la atención a los discapacitados en la región es completamente gratuita, o la creación de 100.000 puestos de trabajo. "Se están creando un trabajo estable y las perspectivas son buenas. La creación de empleo es la prioridad y en ese objetivo que no vamos a parar hasta conseguirlo, propiciando las condiciones, necesarias y con una política fiscal de no subir impuestos. Nosotros estamos cumpliendo compromisos en materia económica y llevando a cabo una política social estamos saliendo de la crisis", ha agregado.

Después de citar la creación de la Agencia de la Vivienda Social y medidas antidesahucios, Cristina Cifuentes ha finalizado afirmando que su equipo "es un Gobierno de hechos, más allá de las proclamas y los discursos de otros". "Nos hemos puesto a trabajar desde el primer momento y estamos consiguiendo ir avanzando por el bueno camino", ha concluido