Cifuentes, FEMP y las Fuerzas de Seguridad apelan a la coordinación contra el yihadismo

La FEMP, las Fuerzas de Seguridad del Estado y Cristina Cifuentes han apelado a la coordinación de todas las administraciones y cuerpos policiales, cada uno dentro de sus competencias, para combatir el terrorismo yihadista, una labor que debe comenzar desde el control del radicalismo o de la educación en el odio.

Cifuentes ha inaugurado las vigésimas Jornadas sobre colaboración de las Policías locales y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que este año abordan precisamente la respuesta policial ante el terrorismo yihadista.

El director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino, ha explicado en la inauguración de las jornadas que el terrorismo yihadista, "brutal, indiscriminado y global", es una de las mayores amenazas para la seguridad nacional e internacional para la que "no bastan explicaciones simplistas ni existen soluciones fáciles o automáticas".

"Asistimos en Europa a procesos de radicalización exprés, conversión de individuos que no tenían ningún conocimiento religioso, a radicalización de criminales en prisiones sin vínculos previos con el extremismo yihadista y al uso de las nuevas tecnologías como herramienta de propaganda o adoctrinamiento", ha detallado.

EVALUACIÓN DE RIESGOS PARA COMBATIR EL TERRORISMO

Ha seguido explicando que muchos de los terroristas actúan de manera autónoma e inspirados en la ideología del Daesh, "dispuestos a morir en su actuación y llegan a materializar acciones terroristas individuales utilizando medios poco sofisticados y buscando el mayor daño posible ante los objetivos 'blandos', como zonas turísticas y o eventos de elevada concurrencia".

Otro riesgo elevado, ha dicho, es el retorno de combatientes de las zonas de conflicto, que adquieren experiencia y conocimientos "más sofisticados en métodos y tácticas terroristas".

España, según Holgado, es objetivo permanente de la amenaza terrorista, tanto por ser un país del mundo occidental como por sus particularidades históricas, al ser Al Andalus un lugar de especial interés para el imaginario yihadista por representar "un periodo de esplendor que pretenden recuperar".

De ahí que sea necesaria una estrategia "integral y transversal" para combatir el terrorismo, comenzando siempre por una "adecuada evaluación del riesgo", puesto que la amenaza terrorista "muta, evoluciona y se adapta", con nuevas armas, objetivos y modus operandi.

"Los municipios españoles son clave en la lucha contra la radicalización con políticas integrales: sociales, educativas y asistenciales", ha recalcado. Holgado ha resaltado la labor de la Guardia Civil frente al terrorismo, y ha explicado que desde 2001 ha llevado a cabo 79 operaciones (49 de ellas en los últimos 3 años), con 199 detenidos.

"Según el último informe de Europol, el pasado año España fue el tercer país donde más detenciones terroristas se realizaron, lo que demuestra la eficacia de los cuerpos y fuerzas de seguridad", ha concluido, ante de advertir que, no obstante, hay que seguir preparados "para lo peor".

Juan Ávila Francés, secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias, ha coincidido en la necesidad de que las policías locales vayan acompasadas con las fuerzas de seguridad del Estado en su labor contra el terrorismo.

Pero para ello ha advertido de que hace falta que se contraten más agentes en los cuerpos municipales, y que Policía Nacional y Guardia Civil compartan información sobre terrorismo con aquellos miembros de las policías locales que desempeñen estas funciones. También ve necesario que los agentes locales dispongan de armamento y equipamiento similar al que utilizan las fuerzas de seguridad estatales.

COLABORACIÓN PARA UN TRABAJO EFICAZ

Por su parte, la presidenta madrileña ha coincidido en la importancia de la colaboración de todas las administraciones con las fuerzas de seguridad, porque el trabajo en la misma dirección es lo que hace eficaz cualquier política en materia de seguridad.

Cifuentes ha señalado que para que el fanatismo no prospere hay que actuar desde su inicio, atajando "todo indicio de intransigencia, deshumanización o educación en el odio".

De hecho, ha recalcado que cada vez son más los jóvenes adoctrinados, y por eso ha asegurado que la Comunidad de Madrid impulsará desde las escuelas la convivencia y la educación en valores, con una asignatura en primaria y secundaria en la que se aborde el terrorismo.

También se impulsará un modelo de formación que asegure la preparación de todos los agentes de policía local ante el desafío terrorista.