Cierre total del túnel de Recoletos entre junio y noviembre

Túnel de Recoletos
Túnel de Recoletos |TELEMADRID

Adif ha presentado el proyecto de modernización del túnel de Recoletos, que incluye la sustitución de las vías, la catenaria y la señalización para "adaptar la infraestructura al siglo XXI con el objetivo de minimizar incidencias para los usuarios finales", una actuación que se desarrollará entre los meses de junio y noviembre y que implicará el corte total del túnel.

Según ha explicado en la presentación el director general de Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras, el túnel de Recoletos, una infraestructura de los años 60, constituye el tramo de la región con mayor densidad de tráfico ferroviario de la región, con 470 trenes y más de 200.000 viajeros diarios.

Reducir las incidencias

En el periodo 2014-2018 se registraron 225 incidencias en el túnel de Recoletos, con una media de 28 trenes afectados y 316 minutos de retraso por suceso, ha apuntado Contreras, para destacar que el objetivo de la renovación integral es "minimizar al máximo el número de incidencias".

En concreto, se sustituirá la vía sobre balastro y traviesas de madera y la catenaria flexible existentes por una vía en placa y catenaria rígida, para lo que se ha adjudicado un contrato por 24,1 millones de euros. Aparte, próximamente se licitará otro contrato para modernizar la señalización existente, de los años 80, por 11,7 millones de euros.

Afectadas la líneas de Cercanías

Las obras de mejora del túnel de Recoletos afectarán a las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 con el corte total del túnel y el cierre de la estación, desde el 1 de junio, cuando se pondrá en marcha un plan alternativo de movilidad que ha detallado el director de Cercanías de Madrid, Manuel Pedrosa.

Entre otras medidas, al interrumpirse el servicio de trenes entre Atocha y Chamartín, se establecerá un servicio especial de la EMT con autobuses que realizarán el recorrido entre Atocha y Nuevos Ministerios, con parada en Recoletos, y retorno.