Cientos de personas se manifiestan en Lavapiés pidiendo "justicia"

Manifestación en la plaza Nelson Mandela
Manifestación en Lavapiés |Telemadrid

Una concurrida manifestación convocada por el Sindicato de Manteros ha tenido lugar esta tarde en la plaza de Nelson Mandela, en Lavapiés, bajo el lema 'Yo soy Mbade', en referencia al ciudadano senegalés que ayer fallecía tras un infarto, y al grito unísono de "justicia". Los congregados en Lavapiés han guardado un minuto de silencio en memoria del ciudadano senegalés Mame Mbade, que fallecía ayer por la tarde tras sufrir un infarto de miocardio.

La plaza abarrotada de manifestantes, protestaron de forma pacífica tras los incidentes de anoche y de esta misma mañana, que provocaron importantes daños materiales en el barrio, heridas a 16 policías y 4 manifestantes y 6 detenidos.

Desde las 18 horas hasta las 20 horas, la concentración se ha realizado sin incidentes y en un clima de normalidad a excepción de algún momento de tensión que se ha vivido cuando algunos de los asistentes se han cruzado con agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y les han gritado "policía asesina" y escupido.

Inmigrantes y españoles, en su mayoría jóvenes, corean consignas como "Policía asesina", "Sí, sí, lo mataron", "Nosotros somos Mame Mbaye" y "todos somos legales" ante un fuerte dispositivo policial desplegado en la zona, con unidades de intervención policial (UIP), fundamentalmente.

Hasta ocho furgones de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional estaban situados en la calle Olivar, muy cerca de la plaza de Lavapiés, pero no han tenido que intervenir esta tarde.

Muchos de los manifestantes clamaron contra lo que consideran una "muerte violenta" y han cargado contra la Ley de Extranjería, a la que han definido como una normativa "que mata". Entre las consignas más destacadas están "ningún ser humano es ilegal", "La Ley de Extranjería mata a gente cada día", "Sí, sí lo mataron", y "No, no, CIEs no".

También se escucharon grtios de "Madrid será la tumba del fascismo" y el clásico "Televisión, manipulación".

Diferentes representantes de la comunidad senegalesa en Madrid han tomado la palabra para reivindicar la figura del fallecido, que llevaba más de diez años en España, era muy popular en el barrio y conocido por su carácter afable, y para reivindicar que los extranjeros, aunque no tengan papeles en regla, también tienen derechos. Uno de ellos se ha dirigido al público y ha dicho que "solo" buscan tener "una vida mejor". Junto a ello, los asistentes han coreado la ya habitual consigna de "ningún humano es ilegal". Además, con cada intervención, los asistentes han alzado sus manos hacia el cielo agitándolas como símbolo de recuerdo a Mbade.

Entre los asistentes a esta marcha, se encuentraban el líder del sector anticapitalista de Podemos y eurodiputado Miguel Urban y el concejal de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, asi como la concejala presidenta de Usera y Arganzuela Rommy Arce, que ayer comparaba lo sucedido con Mbade con la muerte de Lucrecia Pérez, el primer crimen considerado racista en España.

A las 20 horas, la gente ha empezado a abandonar la plaza aunque continúa con bastante afluencia y se ha creado un círculo de alrededor de 100 personas en la que van tomando la palabra.

COMERCIOS DE LAVAPIÉS ADELANTAN EL CIERRE ANTE EL TEMOR DE NUEVOS INCIDENTES

Diversos comercios ubicados en el barrio de Lavapiés han adelantado el cierre por temor a posibles altercados con las manifestaciones que había convocadas para esta tarde en la zona tras la muerte del ciudadano senegalés Mame Mbaye por un infarto.

Sobre las 16 horas, establecimientos ubicados, sobre todo, en la calle Embajadores, y alrededor de Cabestreros, han optado por cerrar ante el miedo de que se repitan los incidentes de ayer por la tarde, cuando se quemaron contenedores, arrancaron adoquines y rompieron escaparates y cajeros.

De hecho, según ha podido comprobar Europa Press, en algún establecimiento, sobre las 13 horas, se comunicaba a los clientes que se iba a proceder al cierre y recomendaban a personas que no fueran del barrio que evitaran las calles colindantes a la plaza de Nelson Mandela.

No obstante, en la calle Mesón de Paredes diversos comercios de alimentación y productos textiles permanecen abiertos y despachan a su clientela con normalidad. Aun así, también en esta calle hay locales que están cerrados al público.

Esta mañana ha habido algunos que no han podido abrir directamente debido a los destrozos registrados durante la noche. Es el caso de la sucursal bancaria de la Caixa y de Bankia en la misma plaza de Lavapiés, uno de los enclaves más afectados por los disturbios.

Precisamente, la primera oficina fue incendiada y después de que los Bomberos del Ayuntamiento sofocaran el fuego, un grupo de personas aprovechó la circunstancia para entrar a robar diverso material, como televisiones de pantalla plana y ordenadores. Hoy los operarios trataban de reparar los desperfectos.

El barrio todavía presenta diversos escaparates con las lunas fragmentadas, como el caso de una inmobiliaria y un supermercado. También se ha destrozado una estación de Bicimad de la plaza Nelson Mandela y una zona infantil de la plaza Lavapiés.