Chotis, cocido y pasodobles para celebrar el día de los 'Pequeños Castizos'

Chotis, pasodobles y talleres para aprender a cocinar cocido son algunas de las actividades con las que el distrito de Tetuán ha celebrado la XXXIII edición del Día Universal del Niño en Madrid, dedicada a los Pequeños Castizos.

Los tres kilómetros de la calle Bravo Murillo que van desde la glorieta de Cuatro Caminos hasta la plaza de Castilla han recuperado este año la esencia del Madrid más tradicional para festejar esta fecha, impulsada por la Junta Municipal del distrito.

Los pequeños que se han desplazado hasta allí a lo largo de la mañana han podido disfrutar de pasacalles, juegos para descubrir el patrimonio arquitectónico de la capital, charangas y representaciones de cuadros como Las Meninas, de Velázquez y El pelele, de Goya.

Todo ello con la compañía de las mascotas del distrito, TETU y TUÁN, que han ejercido de chulapos, guías turísticos y anfitriones de los Gigantes y Cabezudos de Madrid que han desfilado en esta fiesta dedicada a los niños madrileños.

AMPLIO APOYO INSTITUCIONAL

La alcaldesa de Madrid ha acudido a este evento acompañada por la presidenta del distrito, Paloma García Romero, según ha informado el Ayuntamiento de la capital en una nota de prensa.

En representación del Gobierno regional ha asistido el director gerente del Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS), Javier Ramírez, que ha visitado las dos carpas instaladas por esta institución.

Como en anteriores ediciones, el Día del Niño ha contado con la participación de Cruz Roja, el Ejército, la Guardia Civil, el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento y la Policía Municipal.