Cercanías de Sol, cerrada en Fin de Año

El reloj de la Puerta del Sol
El reloj de la Puerta del Sol |Telemadrid

La estación de Cercanías de Sol estará cerrada desde las 21.30 horas hoy y mañana por el ensayo y las campanadas de Fin de Año que se celebran en la Puerta del Sol ambos días a las doce de la noche, ha informado Renfe.

Los trenes de Cercanías Madrid de las líneas C-3 y C-4, las que tienen parada en dicha estación, no realizarán parada desde las 21.30 horas en Sol y se dirigirán directamente desde Atocha a Nuevos Ministerios.

Aunque las campanadas no se celebran hasta Nochevieja, es tradicional ya que miles de personas se congreguen por la zona el día de antes, 30 de diciembre, para comerse por adelantado las uvas.

PREUVAS

La fiesta previa a la Nochevieja que tendrá lugar esta madrugada en la puerta del Sol, conocida como las 'preuvas', contará con 24 miembros de SAMUR-Protección Civil y provocará cambios en cinco líneas de la EMT, que no circularán por la plaza desde las 21 horas de hoy hasta las 3 de la madrugada del lunes 31 de diciembre.

El último ensayo antes de las campanadas de fin de año, a las 00.00 horas del 30 de diciembre, congrega desde hace años a miles de personas que se desplazan hasta la puerta del Sol para celebrar la Nochevieja por adelantado.

SAMUR-Protección Civil dispondrá allí desde las 22.00 horas hasta la 1.00 de la madrugada de un equipo formado por 24 sanitarios, entre profesionales y voluntarios, el mismo número de personas que trabajarán durante la Nochevieja para asegurar la atención a los ciudadanos, según ha informado hoy el Ayuntamiento de Madrid en una nota de prensa.

En concreto, habrá un médico jefe de guardia del servicio, dos unidades de soporte vital avanzado, dos de soporte vital básico y dos equipos DEPAS (Dispositivo Especial Preventivos Actos Antisociales).

Además, desde las 21.00 horas de hoy hasta las 3.00 horas de la madrugada del lunes 31 de diciembre, las líneas diurnas 3, 50 y 51 y las nocturnas N16 y N17 modificarán sus rutas y no circularán por la puerta del Sol.

En Nochevieja, estas mismas rutas, junto con los Metrobúhos L1 y L5, no pasarán por la plaza desde las 21.00 horas del lunes 31 de diciembre hasta las 05.00 horas de la madrugada del martes 1 de enero.

Asimismo, se producirán cortes en las vías de acceso a la puerta del Sol y se vigilarán las salidas de la estación de Metro de Sol y en la de intercambiador de RENFE para controlar a las personas que accedan a la plaza.

Por otro lado, el Ayuntamiento destinará para las campanadas un dispositivo de seguridad formado por 75 agentes de la Policía Municipal.

De la limpieza se encargarán 97 operarios y 34 máquinas, además se colocarán 110 contenedores para recogida de residuos en la plaza y las calles adyacentes a Sol y se repartirán 29.500 vasos de plástico para evitar la presencia de botellas y vasos de vidrio.

Por último, tanto la noche del 30 de diciembre como la del 31 se impedirá la venta ambulante en la puerta del Sol.

PRUEBAS EN EL REJOJ

De tres segundos por uva, ni uno más ni uno menos, dispondrán mañana por la noche todos los españoles que reciban el Año Nuevo al son de las campanadas del ya más que centenario reloj de la Puerta del Sol, en Madrid.

Veintiocho segundos antes de la primera campanada, caerá la famosa bola del reloj, y los cuartos que avisan de que ya se está aproximando la hora de comerse la primera uva comenzarán a oirse cuando falten veinte segundos.

Así lo ha explicado hoy a los medios de comunicación Jesús López-Terradas, maestro relojero de Casa Losada y responsable del mantenimiento del Reloj de la Real Casa de Correos.

En la medianoche del 31, serán tres maestros, Pedro y Santiago Ortiz y el propio López-Terradas, los que permanecerán en la torre del edificio velando por el buen funcionamiento de este reloj construido en Londres a finales del siglo XIX y donado por el liberal español, exiliado en Londres, José Rodríguez Losada.

Nacido en Iruela (León) en 1797, Losada tuvo que huir de la capital española para evitar la cárcel por sus ideas liberales, al instaurarse el absolutismo en España, con la llegada Fernando VII.

El histórico reloj, inaugurado el 19 de noviembre de 1866, conserva su maquinaria original casi al completo y es revisado semanalmente.

En los días previos a las campanadas se comprueba a diario su estado y precisión, que es tal que únicamente se retrasa cuatro segundos al mes.

Así que su relojero no teme sorpresas de última hora: "Problemas con la máquina, ninguno en principio, después de todo el año de mimar la maquinaria".

El bullicio de Nochevieja en la Puerta del Sol se combate con un abanico de altavoces para que las campanadas se puedan oír no sólo en la plaza sino también junto a la calle Alcalá y Arenal.

En estas zonas, explica el relojero, el sonido "es más amortiguado, pero se procura que todo el mundo pueda escucharlo con cierta nitidez".

El consejero de la Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha supervisado hoy los últimos preparativos junto al relojero.

Victoria, que se ha tomado las uvas anticipadamente durante el ensayo previo, ha declarado que para todos los madrileños es "un orgullo" que vengan personas de todo el mundo a la Puerta del Sol y ha deseado que el 1 de enero de 2013 "sea la hora del empleo y la recuperación económica".