Un túnel conectará la Castellana con Mauricio Legendre en el Madrid Nuevo Norte

Un túnel conectará el final del Paseo de la Castellana, en Plaza Castilla, con la calle Mauricio Legendre en el ámbito de Madrid Nuevo Norte, ha avanzado este jueves en rueda de prensa el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

El edil ha explicado por otro lado que el Ayuntamiento ya ha adjudicado la redacción del proyecto del Nudo Norte que, a diferencia de la apuesta por una "macroinfraestructura" como la que planeaba el gobierno popular de Ana Botella, ahora se decantan por "corregir los trenzados, que son los que generan los atascos" en la zona.

Calvo ha detallado que la Castellana no se prolongará con Nudo Norte, seguirá terminando en Plaza Castilla. La que sí se prolongará será Agustín de Foxá, que actuará como nuevo eje estructurante de la futura ordenación. A través del túnel anunciado quedará conectada Plaza Castilla con la nueva ordenación. "Saltamos la M-30 por debajo con un túnel", ha indicado.

MADRID NUEVO NORTE, UN BUEN PROYECTO

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha defendido hoy que Madrid Nuevo Norte mejora el plan del PP porque prima el transporte público, concentrando el uso terciario, y prioriza el interés general, con un 20 % de viviendas públicas y suelo para construir 4.000 inmuebles.

Calvo, que ha admitido quese ha alargado dos meses el plazo de seis que en julio del año pasado se dieron Fomento, Ayuntamiento y la promotora Distrito Castellana Norte para concretar el acuerdo, ha defendido que el plan para urbanizar la zona norte de la ciudad es un "buen proyecto".

La diferencia "sustancial" con el ordenamiento del Gobierno del PP es que la edificabilidad se reduce de los 3,3 millones de metros cuadrados a los 2,6, donde se construirán 10.500 viviendas, un 20 % de ellas públicas, un porcentaje superrior al 10 % que fija la ley autonómica.

Madrid Nuevo Norte plantea además un modelo de ciudad diferente al del PP que según Calvo tenía "poco sentido" porque creaba una ciudad con una "enorme dependencia del coche".

En cambio concentrar el millón de metros cuadrados para oficinas en el entorno de la estación de Chamartín permitirá según el concejal que el 80 % de los traslados sean mediante transporte público.

El delegado ha subrayado además que se mejoran las cesiones que obtiene Madrid y además del 20 % de viviendas se obtendrá suelo residencial donde se podrán construiren torno a 4.000 nuevos inmuebles que la Empresa de Vivienda y Suelo (EMVS) alquilará en régimen de alquiler social a familias vulnerables. Ahora Madrid no enajena suelo residencial ni viviendas, ha destacado el edil.

Entre los detalles dados hoy por el edil, que no cree que el proyecto se modifique de forma sustancial para su aprobación en Junta, figuran que la Castellana no se prolonga, sino que finaliza en Plaza Castilla, donde la M-30 se salvará soterrándola y con un túnel que conectará esta plaza con Mauricio Lejendre. Agustín de Foxá actuará como nuevo eje estructurante.

El Ayuntamiento ya ha adjudicado el proceso de redacción del proyecto para renovar el nudo norte "que pasa no por una macroestructura, sino por reconducir los trenzados que generan atascos", según Calvo.

Una vez que el plan esté aprobado de forma definitiva, lo que según Calvo ocurrirá en el primer trimestre de 2019, antes de las elecciones, empezarán el resto de trámites necesarios para empezar a construir como el proyecto de urbanización, reparcelación y el otorgamiento de las licencias de obra.