El Casino de Madrid celebra el centenario de su edificio de la calle de Alcalá, uno de los más emblemáticos de la ciudad

casino_20101112V0.wmv

El Casino de Madrid ha celebrado el centenario de su sede en el número 15 de la madrileña calle de Alcalá, uno de los edificios más emblemáticos y cuya inauguración hace cien años supuso uno de los acontecimientos más importantes del pasado siglo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, junto al presidente de la Sociedad Casino de Madrid, Mariano Turiel de Castro, han presidido el acto institucional del centenario, donde han descubierto una lápida conmemorativa para dar paso a una comida junto a todos los miembros de la asociación.

Durante su intervención, Turiel de Castro ha destacado la importancia del edificio en la historia de Madrid, y es que, según ha explicado, su inauguración "supuso un hito en la historia de la villa y corte y ocupó las páginas de los periódicos durante varios días". Además, el presidente ha querido ensalzar la labor de todos los miembros a lo largo de la historia de la sociedad, por la que han pasado, entre otros, artistas como Romero de Torres y Mariano Benlliure o periodistas como Luis Carandell y Matías Prats. "Todos los socios representan la ilusión y el trabajo", ha dicho el presidente.

Por su parte, Aguirre, que se ha declarado "admiradora" del Casino de Madrid, ha señalado que el edificio ubicado en la calle de Alcalá es uno de los "más atractivos y con más personalidad" de la capital, y con una mayor "vitalidad institucional".

Además, ha asegurado que la sede del Casino de Madrid representa "la apertura de Madrid a las grandes corrientes arquitectónicas" y es "un escaparate de la 'Belle époque'" que sitúa a la ciudad "a la altura de grandes ciudades europeas".

HISTORIA DEL CASINO DE MADRID

A pesar de que Casino de Madrid lleva 100 años instalado en la calle de Alcalá, su historia se remonta a 1836, cuando un grupo de tertulianos que se reunían en el café 'Sólito', en la calle del Príncipe, decidió crear una sociedad e instalarse en el piso de arriba de dicho café.

De hecho, el nombre originario del grupo fue 'Casino del Príncipe', en honor a la calle que les albergaba. En 1840 la sociedad se trasladó al número 12 de la misma calle, al lado del Teatro de la Comedia, donde permaneció ocho años hasta que alquiló el Palacio del Marqués de Santiago, en la Carrera de San Jerónimo 29.

Durante la revolución de Vicálvaro en 1854 el Casino sufrió el ataque de los amotinados, aunque se pudo defender el edificio. En 1868 el Casino del Príncipe pasa a llamarse Casino de Madrid, y en 1880 se vuelven a trasladar a la casa del café Suizo, donde hoy están oficinas del Banco Bilbao Vizcaya.

A principios de siglo se decide tener un edificio propio, cuya construcción se prolongará desde 1903 hasta 1910, y que fue diseñado por José López de Salaberry, quien también diseñó la Gran Vía. En 1993, la Comunidad de Madrid declaró el edificio Bien de Interés Cultural (BIC).