Carmena prevé incumplir en 100 millones la regla de gasto en 2017

El Gobierno de Manuela Carmena prevé incumplir la regla de gasto en este ejercicio en 100 millones de euros, mientras que en 2018 acataría un límite de gasto de 3.375 millones y tendría un excedente de 501.471 euros.

Así figura en el plan económico financiero (PEF) que mañana votará un Pleno extraordinario del Ayuntamiento de la capital, al que ha tenido acceso Efe, y con el que la regidora madrileña confía en que el Ministerio de Hacienda levante las medidas de tutelaje a las cuentas.

En el PEF, aprobado el pasado viernes en una junta de Gobierno extraordinaria, se calcula que el total de "medidas de ajuste" tomadas en este ejercicio ascenderá a 546 millones de euros, de los que 238 millones corresponden a los acuerdos de no disponibilidad adoptados en primavera, 173 millones se retuvieron en el pleno del 29 de noviembre y 134 se retirarán previsiblemente en la sesión plenaria del 21 de diciembre.

Además, el Gobierno de la capital planea cerrar el 2017 con un remanente de tesorería de 1.100 millones de euros y espera poder destinarlo mediante inversiones financieramente sostenibles (IFS) a "recuperar la inversión aplazada durante el ejercicio 2017 como consecuencia de las medidas de ajuste".

AMORTIZACION DE DEUDAS

Respecto a la deuda, el Consistorio prevé amortizar el próximo año de forma ordinaria 347 millones y anticipadamente, con el remanente de tesorería que no financie IFS, 675 millones de euros, por lo que prevé cerrar 2018 con 2.373 millones de deuda, más de 2.300 millones menos que en el cierre de 2015, un 50,4 % menos.

Este documento no modifica en lo referente al ejercicio de 2018 las previsiones de ingresos respecto a las presentadas en octubre, mientras que en los gastos sólo modifica el "ajuste" por inejecución presupuestaria donde el Consistorio preveía no gastar 176 millones en octubre y ahora considerar que dejará de ejecutar 160.

El PEF aprobado en solitario por Ahora Madrid en octubre contenía ya una inmovilización de 127 millones de las cuentas y venta de suelo público por valor de entre 100 y 159,9 millones de euros.

CARMENA ESPERA EL VISTO BUENO A LAS CUENTAS

Con la aprobación de este plan, que según Carmena se aprobó en Junta con la "concurrencia" del departamento de Cristóbal Montoro, la alcaldesa espera que el ministro de Hacienda y Función Pública levante la tutela de las cuentas.

Además el Gobierno de la capital confía en que el Gobierno de Mariano Rajoy desista además de la suspensión cautelar acordada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid de inversiones hechas con remanente de tesorería por valor de 274 millones a raíz de una denuncia por parte de la Abogacía del Estado.

El pasado viernes, tras la aprobación del PEF, Carmena, que ha negociado en primera persona los requerimientos de Montoro, puso en valor la nueva situación de diálogo frente al "teléfono escacharrado" de negociaciones anteriores.

Ahora Madrid necesita mañana el apoyo del PSOE-M o de la abstención de, como mínimo, el Partido Popular, para aprobar este PEF, que también está en riesgo debido a la posición crítica de los tres ediles de Ganemos y de los tres de Izquierda Unida, entre ellos el propio delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

La coordinadora de IU Ciudad decidirá esta tarde el sentido del voto de sus tres ediles en el Gobierno de Carmena -Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez- respecto a un PEF que la formación de izquierdas rechaza mayoritariamente al considerar que cede ante Montoro por contener recortes al presupuesto