Carmena quiere un diálogo directo con la Policía para evitar el "teatro" político

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha apostado hoy por el diálogo "directo" y "sincero" con la Policía Municipal para evitar el "teatro" de la política, y ha mostrado su cariño hacia un Cuerpo que quiere y admira.

En el acto de celebración de la reciente concesión de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo por parte de la Comunidad de Madrid, al que no ha asistido ninguna representación del PSOE ni del PP, Carmena ha explicado que se sentía desde hace un tiempo "preocupada" por las manifestaciones "de algunos que pudieran tener que ver más o menos" con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, y que hubieran hecho "daño" o "molestado" a la Policía Municipal.

Carmena ha aludido así a las críticas de varios de sus ediles que recibió el cuerpo policial tras la actuación de los agentes en los disturbios de Lavapiés, a raíz de la muerte de un mantero por un paro cardíaco, que dieron por hecho que falleció de un infarto debido a la persecución de los policías.

La concejala Rommy Arce publicó en las redes que su fallecimiento fue a causa de la "xenofobia institucional", y está siendo investigada por un delito de injurias y calumnias por sus críticas a la Policía Municipal de Madrid.

POLICÍA QUERIDA Y ADMIRADA

La alcaldesa ha subrayado que no quería que hubiera "ni la más mínima duda" de que la Policía Municipal es querida y admirada "por todos", y que los "aparentes enfrentamientos" que parece tener "una gran trascendencia" forman parte del "teatro" político y no son "opiniones sinceras".

Por ello, ha abogado por mantener un "diálogo directo" con la Policía Municipal para evitar dejarse llevar "por vientos que no está en nuestra mano controlar". "Prefiero el diálogo directo y sincero desde el principio hasta el final, pero tenemos lo que tenemos", ha dicho Carmena, que ha destacado que ha plasmado el "orgullo" que siente hacia el Cuerpo en la carta que han enviado a todos los agentes.

Para la alcaldesa, que ha hablando de la Policía Municipal en varias ocasiones en primera persona como "nosotros", todos los agentes merecen esta concesión y, por esta razón, quería celebrar esta condecoración con una "fiesta".

Por su parte, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha mostrado también su "admiración" y "respeto" hacia este Cuerpo, con quien, ha señalado, cada vez le unen "más lazos".

Barbero ha destacado las "señas de identidad" de la Policía Municipal, como son "la pasión" por atender a las personas de los barrios de la ciudad, su "preocupación" por ellos, el "equilibrio permanente" entre la reacción y la acción y ejercer la autoridad sin caer en el autoritarismo.

Ha citado las 6.600 órdenes de servicio en 2017 -un 20 % más que en 2016-, la presencia de la policía comunitaria en los ocho distritos y la buena valoración de los ciudadanos, que dan al Cuerpo un 6,9 sobre 10.

Al acto han asistido varios miembros de la corporación municipal, Marta Higueras, Mauricio Valiente, Pablo Soto, Rita Maestre y Nacho Murgui, y la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, mientras que no ha asistido nadie por parte del PSOE ni del PP.

Los 'populares' anunciaron esta mañana que no acudirían a la celebración de la concesión a la Policía Municipal de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo por parte de la Comunidad por el maltrato que, en su opinión, ejerce Manuela Carmena contra el Cuerpo.

Carmena ha sido la encargada de imponer en la bandera de la Policía Municipal la "corbata" que acredita esta condecoración otorgada por la Comunidad de Madrid.