Carmena apoya a Maestre: Su imputación es una "limitación de la libertad de expresión"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha mostrado su apoyo sin fisuras a la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, cuya imputación -tras participar en una protesta en 2011 en la capilla de la Universidad Complutense en el campus de Somosaguas en defensa del laicismo en las instituciones- responde a la "lamentable limitación de la libertad de expresión en un determinado momento".

"Vivimos en una sociedad que ha pasado por momentos amargos, donde ha habido restricciones a la libertad de expresión", ha señalado en una rueda de prensa desde el área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. La alcaldesa ha adelantado que será "una buena noticia cuando se resuelva ese procedimiento".

Para Maestre ha tenido un apoyo "indiscutible". De la edil ha destacado que ha trabajado por "acabar con la intolerancia". Carmena ha recordado que siempre ha defendido apartar de la responsabilidad pública a aquellos imputados por corrupción pero que el caso de Rita Maestre es diferente ya que "forma parte de una actitud lamentable de limitación de la libertad de expresión en un determinado momento".

El fiscal acusa a Maestre y a Héctor Meleiro, quien figuraba en la lista de Podemos a la Comunidad de Madrid, de un delito contra los sentimientos religiosos y el juzgado de lo Penal número 6 de Madrid debe fijar una fecha para la celebración de la vista oral.

El fiscal, en sus conclusiones provisionales asegura que Rita Maestre fue una de las que se quedó en sujetador durante el asalto a la capilla de la Universidad Complutense en el campus de Somosaguas en marzo de 2011, acto que se acompañó de gritos del tipo "arderéis como el 36"; "vamos a quemar la Conferencia Episcopal", "contra el Vaticano poder clitoriano", "el Papa no nos deja comernos las almejas", "sacad vuestro rosarios de nuestros ovarios" y "menos rosarios y más bolas chinas", ademas de portar una foto del Papa Benedicto con una cruz nazi.

La primera edil ha definido como "muy grandioso que un colectivo de muchachos jóvenes con una actitud de confrontación con las instituciones la haya abandonado y hayan entrado en lo institucional". "Estoy segura de que serán grandes concejales", ha vaticinado.

Y es que Carmena ha defendido que cuando estos ediles "han sido jóvenes han hecho cosas de las que ahora pueden arrepentirse". En el caso de Maestre, lo que defendió en su momento fue una "reivindicación feminista de laicidad" en una "expresión contra lo establecido".

"Una persona que en esas condiciones tiene una imputación no debe cesar por la misma", ha defendido. sin embargo la propia Carmena, como candidata, aseguraba en un programa "que alguien a quien se le achaca algo que puede resultar un delito debe inmediatamente dejar su cargo de político".

Carmena también cree que el socialista Antonio Miguel Carmona "no tendrá inconveniente" en el mantenimiento de Maestre cuando la imputación se debe a estas causas. Al respecto, el portavoz del PSOE -partido que apoyó la investidura de Carmena- en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha recordado que su opinión "siempre ha sido que los imputados no deben ejercer funciones en las instituciones".

La portavoz del Gobierno de Carmena dice que la imputación no la inhabilita para desempeñar sus funciones. Rita Maestre, coordinadora de la Junta de Gobierno y responsable de Relaciones con el Pleno en el Ayuntamiento de Madrid, aseguraba ayer. La edil ha sostenido que hace cuatro años participó en una "marcha pacífica" en la Complutense para "reivindicar el laicismo en los centros universitarios y protestar por la ubicación de una capilla en la universidad".

PABLO IGLESIAS DEFIENDE A MAESTRE Y ZAPATA

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cree que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, "en ningún caso" debe dimitir por estar imputada a raíz de su participación en una protesta en la que participó en una capilla de la Universidad Complutense.

Iglesias ha asegurado que a él no le gustó la protesta y que sus participantes "se equivocaron", pero que fue "una acción pacífica". Incluso en el caso de que fuese condenada, Iglesias ha replicado que "la clave son las causas" y ha recordado tanto a los "muchos demócratas condenados en España "por luchar por la democracia".

"Los demócratas sabemos que lograr la extensión de los derechos civiles a veces conlleva iniciativas contrarias a Derecho", ha argumentado. En su opinión, la imputación de un político es grave cuando se trata de casos de corrupción. Es más, cree que en un país donde los políticos tienen un pasado de cuentas en Suiza, es sano que haya algunos cuyo pasado es la actividad política.

En una entrevista en RNE, Iglesias ha hecho mucho hincapié en que la protesta "fue pacífica" y en que él no ha visto ningún vídeo que demuestre que los manifestantes gritasen cosas como "arderéis como en el 36".

Así, ha dicho que lo de la capilla no fue "un asalto", que "se hace con armas, se mata gente", sino una "acción pacífica", y lo ha distinguido del "asalto, aquí sí", a la librería Blanquerna, centro cultural de la Generalitat en Madrid, por parte de un grupo de neonazis en la Diada de 2013. "El asalto de esos neonazis fue violento y lo vimos todos, creo que no es comparable y no es bueno utilizar esa metodología", ha zanjado.

Iglesias también ha apoyado que siga como concejal de distrito Guillermo Zapata -"es un valor como concejal"- y cree que dejando la cartera de Cultura ya ha asumido su responsabilidad por unos tuits que fueron "un error".