Carmena no cesará a Barbero: Su actuación fue "extraordinariamente correcta"

El gobierno municipal de Manuela Carmena no cesará al delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, por la gestión de la crisis abierta en Lavapiés tras la muerte de un inmigrante senegalés, ya que entiende que su actuación fue "extraordinariamente correcta". La portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, ha respondido de este modo a los periodistas en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de hoy cuando le han preguntado por la petición de toda la oposición y también los sindicatos policiales de que Javier Barbero asuma sus "responsabilidades políticas".

El PSOE, PP y Cs reprocharon ayer al edil de Manuela Carmena que no informase en la tarde del jueves pasado de que el fallecimiento del senegalés no había tenido que ver con una intervención policial. Después de ese fallecimiento se produjeron disturbios en el barrio que se saldaron con diez heridos y seis detenidos.

Ayer, ante el Pleno municipal, Javier Barbero afirmó que el senegalés Mame Mbaye llevaba "14 años huyendo" por ser inmigrante irregular y que en el momento de fallecer iba "andando" hacia su casa y a la vez "huyendo" tras una intervención policial en Sol.

Rita Maestre ha defendido hoy que tanto la intervención del edil como la de la Policía Local el jueves pasado fue "extraordinariamente correcta", con lo que, ha dicho, "no hay ninguna posibilidad o eventualidad de cese". Cuando los periodistas le han preguntado en qué había basado el edil su afirmación de que el mantero fallecido había estado en la intervención policial contra la venta ambulante de Sol, Rita Maestre ha respondido que desde el área se trabaja con "diversa información" que no siempre se hace pública.

SINDICATOS DE POLICÍA MUNICIPAL PIDEN EL CESE DE BARBERO POR INCIDENTES LAVAPIÉS

Por su parte, los sindicatos mayoritarios en la Policía Municipal de Madrid han exigido hoy la dimisión del concejal de Seguridad, Javier Barbero, o su cese por parte de la alcaldesa, Manuela Carmena, ya que "no puede seguir ni un minuto más" al frente del cuerpo por su "nefasta" gestión en los incidentes en Lavapiés.

Los sindicatos CPPM, mayoritario en la policía municipal, UPM, CSIT-UP y UGT han comparecido de forma conjunta ante los medios de comunicación en una rueda de prensa en la que han leído un comunicado en el que han "deplorado" las declaraciones de Barbero y de otros concejales madrileños por "convertir una intervención de asistencia a una persona en un incidente racial".

En opinión de las organizaciones las manifestaciones políticas han creado una situación y "un clima social que ha puesto en riesgo a los policías de madrid que a diario patrullan las calles". Además de la dimisión o cese, los sindicatos han solicitado el "inmediato" refuerzo de efectivos en el distrito de Centro, la convocatoria de una Junta Local de Seguridad y la "implicación" de la Delegación del Gobierno en los problemas que sufre el barrio de Lavapiés.