Carmena pedirá a Bañez desligar la tarjeta de residencia del empleo temporal

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se reunirá mañana con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, a quien pedirá desligar la tarjeta de residencia del "trabajo temporal legal" porque ve "incomprensible" que cuando se necesitan empleados en sectores como el de la construcción no se permita trabajar a personas "sin papeles". Así lo ha anunciado la regidora madrileña durante una visita al barrio de Lavapiés, donde dos meses después de los disturbios generados tras la muerte de un mantero, se ha reunido con asociaciones de vecinos y de inmigrantes bangladeshíes.

Carmena ha asegurado que en Madrid no hay obreros de la construcción suficientes, algo que afecta a la treintena de obras iniciadas por el Ayuntamiento de la capital, por lo que ve "incomprensible que haya gente a la que no dejamos trabajar cuando quieren trabajar y necesitamos que trabajen".

En la línea de lo que planteó al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, Carmena pedirá este martes fórmulas a la titular de Empleo y Seguridad Social, para que las personas sin residencia legal en España puedan desempeñar trabajos legales de forma temporal. Carmena espera que "la lógica" ante una "contradicción tan grande" ayude "poco a poco" a resolver que "estar personas puedan trabajar, que es lo que quieren, trabajar legalmente, con un sueldo y estando en la Seguridad Social", según ha subrayado.

A juicio de la alcaldesa madrileña esta medida es necesaria tanto por la "dignidad" de las personas en situación irregular como por la "exigencia de Madrid y sobre todo del Ayuntamiento" para finalizar las obras inacabadas.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que puede poner a su disposición a personas que puedan trabajar en el ámbito de la construcción en la ciudad, pertenecientes de los registros de Empleo. "Nosotros tenemos 3.300.000 personas en los registros públicos de empleo en toda España que pueden trabajar en el sector de la construcción perfectamente. La alcaldesa, además, pretende que sean personas de baja cualificación y España no está para permitirse perder ninguna oportunidad de empleo. Por eso, le dije que en el Ministerio de Empleo podemos poner a su disposición personas que puedan trabajar en la construcción", ha asegurado la ministra.

MADRID SUSTITUIRÁ LAS MULTAS MUNICIPALES POR VENTA AMBULANTE POR TRABAJOS COMUNITARIOS

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también ha anunciado que el Ayuntamiento cambiará las sanciones económicas que actualmente impone ante la venta ambulante ilegal por trabajos en beneficio de la ciudad, ya que las multas no se abonan y generan segregación en el colectivo de personas sin papeles. La regidora madrileña lo ha anunciado en el barrio de Lavapiés, donde dos meses después de los disturbios generados a raíz de la muerte de un mantero.

Un integrante de la Asociación Valiente Bangla se ha erigido hoy como portavoz de los lateros y vendedores ambulantes de flores o paraguas para pedir el fin de las multas de hasta 150 euros afirmando que "sobrevivir no es delito", además de exigir ante los periodistas que se frenen las identificaciones, que relaciona con persecución policial pues muchos vecinos del barrio están en situación irregular.

Carmena, a quien le han regalado unas flores y un paraguas, ha explicado que el Ayuntamiento estudiará cómo facilitar que se otorguen "determinadas licencias legales" para que los vendedores, siempre de "productos legales" puedan ejercer esta actividad dentro de la normativa.

Sobre las multas, la regidora ha subrayado que no se paga "casi ninguna de ellas", porque los sancionados no tienen "solvencia" para hacerles frente, por lo que el Consistorio sustituirá las sanciones económicas por trabajo al igual que ha ocurrido con quienes tienen "un comportamiento incívico" respecto a la ordenanza de limpieza.

ALMEIDA CREE QUE DEBE PEDIR DISCULPAS A LOS VECINOS DE LAVAPIÉS POR SU IRRESPONSABLE ACTUACIÓN

Por su parte, el portavoz de PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha incidido en que la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, tiene que pedir disculpas a los vecinos y comerciantes de Lavapiés por su "irresponsable" actuación cuando se produjeron los disturbios tras la fallecimiento del senegalés Mmame Mbaye.

Martínez-Almeida ha señalado que la visita de la primera edil, que ha tenido lugar este lunes, no puede ser "un ejercicio de buenismo" sino que tiene también que pedir perdón por haber tardado "más de dos meses" en acudir. Asimismo, ha pedido además a la alcaldesa que les diga a los vecinos y a los comerciantes "que va a cesar inmediatamente a la (concejala de Ahora Madrid) Rommy Arce por decir que la Policía Municipal actuó con racismo institucional".