Canalda dimite como presidente de la Cámara de Cuentas tras su imputación en Lezo

El presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha dimitido de su cargo después de que ayer fuera citado en calidad de investigado en el caso Lezo por su participación en la compra presuntamente fraudulenta de Inassa en 2001 por parte del Canal de Isabel II. Canalda, que fue director gerente del Canal, ha presentado hoy su renuncia en el registro de la Asamblea de Madrid, según han informado a Efe fuentes del Parlamento madrileño.

Precisamente este jueves a las 10.00 horas había convocada una reunión del consejo de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid.

Fuentes de este órgano (al que le corresponde el control económico presupuestario de la Comunidad de Madrid) han confirmado a Efe que esta reunión se mantiene y que asistirá a la misma Canalda.

SOSTIENE QUE SIEMPRE HA ACTUADO CON HONESTIDAD

Arturo Canalda, ha asegurado que a lo largo de los 20 años dedicado a la vida pública "siempre ha actuado con honestidad y siempre ha adoptado las decisiones basándose en informes que le avalaban", pero que dimite tras ser imputado en el caso de corrupción Lezo para "no perjudicar" a la institución.

En una escrito registrado a las 9.05 horas dirigido a la presidenta de la Asamblea de Madrid, institución de la que depende la Cámara de Cuentas, Canalda ha señalado que ha tenido conocimiento "a través de los medios de comunicación" que la Audiencia Nacional va a citarle en calidad de investigado por supuestas irregularidades en la compra de la empresa colombiana Inassa en 2001 por parte del Canal de Isabel II cuando él era gerente de esta empresa pública.

El dimitido presidente de la Cámara de Cuentas ha recordado que como este órgano depende de la Asamblea y no de la Comunidad de Madrid no tendría que dimitir, como sí lo hacen los miembros del Gobierno regional y altos cargos en aplicación del Código Etico. Y como tampoco es afiliado al PP le deja fuera del ámbito de aplicación del Código Etico de esta partido.

Además, señala que según la Ley 11/1999 de la Cámara de Cuentas en su artículo 35 apartado g) establece como causa para la pérdida de la condición de consejero de la Cámara la de "haber sido declarado, en virtud de sentencia judicial firme, responsable civilmente por dolo o condenado por delito doloso", circunstancias que a fecha de hoy no se dan en su caso.

"No obstante lo anterior, en el pleno convencimiento de que he actuado siempre conforme al ordenamiento jurídico, soy consciente de que mi permanencia al frente de la Cámara de Cuentas en estas condiciones puede suponer un importante perjuicio para la institución que he tenido el honor de presidir a lo largo de los últimos seis años", apunta.

"Con el único y exclusivo fin de no perjudicar a la institución pública que presido, por medio del presente escrito y con efectos del día de hoy, te comunico mi decisión de dimitir de forma irrevocable como presidente y consejero de la Cámara de Cuentas", ha pedido Canalda a Paloma Adrados, que le ha rogado que traslade su decisión al a Mesa de la Asamblea agradeciéndole "sinceramente todo su apoyo" a lo largo de esos años.

PRESUNTAS IRREGULARIDADES EN LA COMPRA DE INASSA POR PARTE DEL CANAL DE ISABEL II

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea citó ayer a declarar en calidad de investigados en el caso Lezo a una veintena de personas para aclarar las presuntas irregularidades en la compra en 2001 de la empresa colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II.

Entre ellas figuran dos exconsejeros del expresidente madrileño Alberto Ruiz Gallardón (Juan Bravo y Pedro Calvo) y el hasta ahora presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad, Arturo Canalda.

La compra de Inassa la acordó en 2001 el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid presidido entonces por Gallardón por un total de 73 millones de dólares (aproximadamente 83 millones de euros) con un endeudamiento de 51,1 millones de dólares, pero según los investigadores el valor de la empresa era mucho menor.

Recientemente Canalda compareció en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid, donde dijo que ningún miembro del consejo de administración del Canal puso objeciones a la compra de Inassa, investigada en el caso Lezo, y recalcó que él en concreto no vio "nada raro" en la documentación que consultó.

En su comparecencia afirmó que no había hecho "ninguna ilegalidad" en su etapa en el Canal, pero anunció que si le llamara el juez para declarar dimitiría como presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad, como ha ocurrido.

REACCIONES

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, ha dicho que la dimisión de Arturo Canalda como presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid, tras ser citado como investigado en el caso Lezo, es "una decisión que le honra porque la ha adoptado "voluntariamente". Al ser preguntado por la imputación de Pedro Calvo y Juan Bravo en el caso Lezo, el portavoz del PP ha resaltado que, al parecer, la compra de Inassa se hizo "con todas las garantías".

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha señalado que es normalidad democrática la dimisión del que era presidente de la Cámara de Cuentas, Arturo Canalda, tras estar imputado en el caso Lezo por la compra de Inassa y ha pedido la dimisión del presidente de Adif, Juan Bravo, por el mismo motivo. "Me parece que es lo que tenía que hacer, no debe ser nada excepcional debería formar parte de la normalidad democrática. Hace dos años esto era excepcional y, gracias a partidos como Ciudadanos, pasa a ser habitual que las personas imputadas por delitos de corrupción dimitan", ha sostenido el portavoz de Ciudadanos.

La diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid María Espinosa ha celebrado este jueves la dimisión de su cargo del que era presidente de la Cámara de Cuentas, Arturo Canalda, tras su imputación en el caso Lezo y ha solicitado al Gobierno regional que dé "garantías" a los ciudadanos de que para Reyes "no va a regalar más imputaciones". "Celebramos la dimisión de Arturo Canalda. Todas estas imputaciones del caso Lezo y del Canal acortan o reducen el cerco contra el -- ex presidente regional-- Alberto Ruiz-Gallardon y son una pruebe más de que PP y corrupción son caras de la misma moneda. No es nada nuevo que en el PP haya un caso más de corrupción", ha criticado Espinosa.

Por su parte, la portavoz del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha recalcado la necesidad de seguir investigando hasta el "final" en el Canal de Isabel II tras la dimisión hoy de Arturo Canalda. "Deseo y colaboro con los actuales gestore para que lleguen al final en todas las investigaciones", ha asegurado Maestre en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno municipal, donde ha confiado en que la actual dirección de la empresa pública cierre "una etapa nefasta" en la Comunidad de Madrid.

Con "preocupación" ha valorado que Canalda haya sido la persona "ficalizadora de las centas de la Comunidad de Madrid durante un largo tiempo" y ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid, que forma parte del Canal, es también acusación en el caso que investiga la presunta corrupción que se investiga en Lezo. El Gobierno de la capital apuesta por la "transparencia" y por una lucha "firme" contra una práctica que ha "saqueado el patrimonio de los madrileños" y ha contribuido a "erosionar la legitimidad" del Canal.