Campaña de inspección a las empresas dedicadas a reformas y reparaciones del hogar

Desde este mes y hasta el próximo noviembre se está desarrollando una campaña de inspección a las empresas dedicadas a reformas y reparaciones del hogar. Inspectores del Instituto Municipal de Consumo estudiarán a un sector donde se producen un alto número de reclamaciones, 480 en el pasado año.

Un grupo de nueve inspectores realizarán visitas a un centenar de establecimientos situados en Madrid para comprobar que cumplen la normativa en cuanto a los requisitos generales exigibles, exhiben los precios, disponen de hojas de reclamaciones, entregan documentos justificantes de los pagos realizados y los relativos a la exhibición de publicidad y leyendas en el local.

Además, se comprobará que se cumplen los requisitos específicos aplicables a esta actividad y que vienen recogidos en la normativa de la Comunidad de Madrid referida a la prestación de servicios a domicilio, entre los que se encuentran:

• Que el prestador del servicio a domicilio disponga de hojas informativas donde se especifiquen los precios completos: mano de obra, gastos de desplazamiento en su caso, otros servicios ofertados, los recargos a aplicar por trabajos efectuados con carácter de urgencia o fuera de la jornada usual. Además debe indicar dónde dispone el consumidor de hojas de reclamaciones, y si informa por escrito en caso de cobrar por la elaboración del presupuesto si éste no es aceptado.

• Que someta a la firma del cliente un presupuesto, salvo que el consumidor renuncie expresamente al mismo. Dicho presupuesto ha de reunir todos los datos exigidos por la normativa legal.

• Que, si se utilizasen materiales usados, figure en el presupuesto una leyenda que exprese “Autorizo a la utilización de materiales usados“ y un recuadro para la firma del cliente.

• Que, si el cliente renunciase al presupuesto, el prestador del servicio confecciona una orden de trabajo que contiene todos los requisitos obligatorios conforme a la norma de aplicación.

• Que se entrega al consumidor una factura en la que consten todos los datos y leyendas exigidos como: numeración de la factura, identificación del prestador del servicio, número de registro de empresas en su caso, nombre y domicilio del cliente, descripción del trabajo realizado, precio total con desglose de materiales, mano de obra e impuestos, periodo de duración de la garantía, y la fecha y firma del prestador y del cliente.

Irregularidades

Desde 2005 no se realiza una campaña de estas características. Esta circunstancia, unida al elevado número de reclamaciones, 480 el pasado año, justifican la vigilancia en el sector.

Durante la campaña del año 2005 se inspeccionaron 362 empresas y se registraron irregularidades en el 73% de las mismas. El 56% se debían a que no elaboraba “órdenes de trabajo”, siendo éste un documento preceptivo cuando el consumidor renuncia a la elaboración de presupuesto. El 48% a que no tenía a disposición del consumidor la “hoja informativa”. El 38% no disponía de Hojas de Reclamaciones y el 42% no anunciaba su existencia.

El 34% no entregaba la correspondiente factura por los trabajos realizados. Cuando dicha factura sí se entregaba, ésta presentaba irregularidades en el 47% de los casos. El 32% no realizaba presupuestos previos a la prestación del servicio y el 32% de los que tenían local comercial abierto al público no exhibía en lugar visible las tarifas de los precios cobrados por los distintos servicios, tal y como exige la Ley de Protección de los Consumidores de la Comunidad de Madrid./