Calvo: En 6 meses podría haber una propuesta consensuada sobre Chamartín

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha remarcado este lunes tras la primera reunión técnica para desbloquear el proyecto de desarrollo de la zona Norte de Madrid que dentro de un "calendario razonable" se podría tener una propuesta consensuada, concretamente en un plazo de entre tres y seis meses, con junio en el horizonte, y que en este proyecto no se parte de líneas rojas sino de la importancia del "consenso y la flexibilidad".

"Con voluntad se puede conseguir", ha manifestado. El Ayuntamiento de Madrid ha acogido la primera reunión técnica, en la que ha estado presente Adif a través de su presidente, Juan Bravo, y el presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar. La Comunidad de Madrid ya anunció que no asistiría a estas reuniones, pilotadas por el Consistorio por indicaciones del Ministerio de Fomento.

El edil ha calificado de "muy satisfactoria para todas las partes" esta primera reunión, que ha sido de toma de contacto y en la que las partes presentes han coincidido en objetivos esenciales, como que "es imprescindible que Madrid tenga una solución cuanto antes para este ámbito porque no puede estar paralizado más tiempo".

También coinciden en ir a un modelo de ciudad "racional y sostenible" y, como después remarcaría el presidente de Adif, en hacer de la estación de Chamartín "la pieza esencial de este desarrollo". "Necesitamos una actualización de la gran estación del norte de Madrid y no esperar más tiempo para ser remodelada", ha planteado.

Calvo ha remarcado además que la ciudadanía exige a administraciones y empresas "consenso y acuerdo" tras un bloqueo que duraba ya 23 años. Ahora se trabajará en concretar el modelo, los aprovechamientos, usos e intensidad. Se hará en seguimientos técnicos mensuales y con reuniones para abordar asuntos en una mesa técnica de trabajo cada dos o tres semanas. En esta primera reunión no se ha abordado cómo se llamará esta nueva operación.

Preguntado por la ausencia de la Comunidad en la reunión, el delegado ha recordado que la Administración que preside Cristina Cifuentes ya dijo que no acudiría porque su papel "debe ser el de ratificar más que el de participar en esta primera fase del acuerdo". "Lo respetamos. Facilitaría su presencia pero ya mostraron su predisposición total a apoyar el proyecto que salga del consenso", ha contestado.

Por su parte, el presidente de ADIF, Juan Bravo, ha destacado este lunes que la estación de Chamartín, a actualizar, será el "punto de referencia" en la nueva etapa de la anteriormente conocida como operación Castellana Norte.

Bravo ha calificado de "muy satisfactoria" la reunión en un encuentro con la prensa, a quienes ha confesado su "satisfacción" por volver al Ayuntamiento después de haber pasado nueve años en él como concejal. "La reunión ha sido muy positiva porque hemos llegado a un proceso sin ningún apriorismo, con ánimo de colaboración y voluntad de todas las partes para sacar adelante la operación", ha manifestado.

El presidente de Adif está convencido de que en "un plazo razonable" se podrá sacar adelante la operación, encallada durante 23 años. Preguntado sobre su pasado como concejal de Hacienda podría ayudar, Bravo ha declarado que nada le gustaría más que esa experiencia ayudara a desbloquear este proyecto.

En él la estación de Chamartín gana en protagonismo. Esto ha llevado a Juan Bravo a asegurar que desde Adif no sólo promoverán los intereses de este organismo desde el punto de vista ferroviario sino que tienen la firme voluntad de "colaborar con el Ayuntamiento en construir ciudad".

En cuanto al pago de 1.200 millones por parte de DCN, la parte privada, a ADIF, Bravo ha recordado que son condiciones recogidas en relaciones contractuales anteriores, fijadas en subasta pública, y que, por lo tanto, "no son objeto de negociación" aunque ha recalcado que "no es que suponga un problema para el proyecto". Sí ha subrayado que todos los planteamientos para el ámbito deben partir de la viabilidad técnica y económica.

LOS PROMOTORES DE LA 'OPERACIÓN CHAMARTÍN' ADVIERTEN DE QUE NO PARTICIPARÁN EN UN PROYECTO CON "POCA AMBICIÓN"

La constructora Distrito Castellana Norte (DCN) ha señalado hoy que no aceptará una operación de desarrollo urbanístico para la zona norte de Madrid que sea "poco ambiciosa" y no entrarán en inversiones que no respondan a "criterios de rentabilidad estándares". Así lo ha señalado a los medios el presidente de la promotora, Antonio Béjar, tras la primera reunión técnica entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y DCN.

Desde la constructora siguen apostado por el proyecto pero la operación debe ser viable "técnica, económica y jurídicamente", y debe presentar unas "características de ambición", ya que, como entidad privada, no pueden entrar en inversiones que "no respondan a criterios de rentabilidad estándares".

Según Béjar, la promotora ya negoció con el Ayuntamiento unos planes que eran viables pero el gobierno de Manuela Carmena "no lo consideró así".

El Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento acordaron a finales de noviembre constituir una comisión para desbloquear esta operación, un proyecto urbanístico que lleva 23 años paralizado y sin acuerdo entre la Comunidad de Madrid, el Consistorio, Fomento y los promotores privados. Entonces, De la Serna manifestó que llegaron "a un acuerdo sobre la voluntad de acuerdo, lo cual no es poco". Y es que hasta el momento el Consistorio y el resto de las partes parecían condenados a no entenderse. Ahora, las partes acercan posturas tras la "frustración", en palabras de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, de las anteriores negociaciones.