Cae el mercenario que asesinó al 'rey del butrón' por orden de Casper

Cae el mercenario que asesinó al 'rey del butrón' por orden de Casper

Cinco años después de desarticular la banda de butroneros liderada por Casper, la Policía ha detenido a un mercenario que se ocupó en 2009 por encargo de su jefe del asesinato del rey del butrón, un antiguo miembro de ese grupo criminal que había decidido no trabajar más con ellos.

La Policía ha informado de la detención del autor del crimen, de extrema peligrosidad, que estaba en paradero desconocido desde que en 2011 se desarticulara la banda de Ángel Suárez Flores, Casper, y finalmente fue localizado en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid.

Está acusado de la muerte del conocido como rey del butrón, a quien presuntamente disparó en el pecho en presencia de su familia en su domicilio de Jerez de la Frontera (Cádiz) en julio de 2009. Los investigadores creen que Cásper ordenó su muerte ante su negativa a seguir trabajando con la organización y que el ahora detenido la ejecutó.

En 2009, Cásper decidió reactivar su grupo -especializado en robos de gran entidad cometidos mediante el método del butrón-, como un grupo de mercenarios expertos en robos de droga a narcotraficantes, conocidos en el argot como vuelcos. Los condenados se hacían pasar por guardias civiles e incluso en algún caso por un juez y no escatimaban en infringir torturas, amenazas e incluso detenciones ilegales.

La banda criminal cayó a manos de la Policía Nacional y la Guardia Civil en mayo de 2011, pero quedó pendiente la localización y detención del ahora arrestado, en virtud de sendas órdenes de detención emitidas por dos Juzgados de Instrucción de Cádiz y Madrid, por homicidio, estafa y usurpación del estado civil.

El líder de la banda fue condenado por la Audiencia Nacional a 90 años de cárcel por narcotráfico, amenazas, detenciones ilegales, torturas, lesiones y tenencia ilícita de armas. unto a él, fueron condenados otros quince integrantes de la red criminal.

Tras varios años de búsqueda, el prófugo fue identificado por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Nacionales en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid. Allí se montó un dispositivo para su detención con la colaboración del Grupo Especial de Operaciones (GEO), debido a la extrema peligrosidad del detenido, que habitualmente iba armado.

En el momento del arresto portaba la documentación falsa que utilizaba habitualmente para evitar ser identificado. a operación ha sido realizada por el Grupo de Localización de Fugitivos Nacionales con la colaboración de agentes de la Guardia Civil y la Policía Local y la Concejalía Seguridad de Rivas-Vaciamadrid.