Cae una banda especializada en falsificación y estafa con 17 detenidos

Estafa

La Guardia Civil ha detenido a 17 personas, entre ellas un ciudadano italiano reclamado internacionalmente, que integraban una banda especializada en estafa y falsificación de tarjetas bancarias que utilizaban en empresas de toda España, estafando al menos dos millones de euros.

ENTRE 25 Y 64 AÑOS

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, han sido arrestadas dos mujeres y quince hombres de entre 25 y 64 años, entre ellos un ciudadano italiano con numerosos antecedentes que era el que dirigía la red desde Barcelona, aunque la mayor parte de los arrestados estaba en Madrid. Las detenciones y los registros se han practicado en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Martín de la Vega y en la capital, así como en Barcelona, León e Irún.

La principal modalidad de estafa consistía en la clonación de tarjetas de crédito originarias de Estados Unidos, cuya numeración llegaba, desde cuentas de correo electrónico ubicadas en el Reino Unido, a un pequeño laboratorio de un piso de Torrejón de Ardoz, donde dos de los arrestados hacían las tarjetas falsas. Para hacer uso de estas tarjetas sin levantar sospechas la banda había creado diferentes modalidades de estafa.

Una consistía en crear empresas falsas dedicadas supuestamente a negocios relacionados con la prostitución, que en realidad eran pisos vacíos en los que únicamente funcionaba un lector de tarjetas de crédito por el que se pasaban las tarjetas duplicadas, como si fueran utilizadas por clientes. Así se hacían cargos de hasta 15.000 euros sin levantar normalmente las sospechas de los bancos, dado el tipo de negocio.

Otra modalidad consistía en reflotar empresas con escasa actividad hasta que pareciesen solventes, y entonces, con la connivencia del dueño, asegurarlas para cobrar en caso de impago, lo que ocurría a continuación.

Para poder materializar este el proceso contaban con la colaboración de un asesor fiscal que se encargaba de manipular toda la documentación necesaria para dar la apariencia de viabilidad y solvencia de estas empresas.

"E-INFORMA"

Uno de los arrestados trabajaba en el organismo "E-informa", dedicado a asesorar sobre la solvencia de cualquier empresa, de manera que cuando una aseguradora preguntaba por alguna de las firmas implicadas, recibía un informe positivo sobre la misma.

Una vez asegurado este paso se iniciaba la compra de la mercancía, normalmente alimentos para exportación, en su mayoría jamones, que se pagaban con pagarés bancarios con distinto plazo de vencimiento, por valores que podían oscilar entre los 100.000 y los 300.000 euros.

Como los seguros cubrían el 80 por ciento de la cantidad de lo vendido, el empresario denunciaba que no había cobrado porque le habían estafado y cobraba la indemnización correspondiente, que luego repartía con los ahora detenidos, que además se quedaban con los alimentos.

La investigación comenzó el pasado mes de julio cuando una entidad bancaria detectó un posible uso fraudulento de tarjetas de crédito en la localidad madrileña de San Martín de la Vega, ya que registraron transacciones por cantidades muy elevadas con tarjetas que habían sido emitidas en Estados Unidos y Canadá, lo que desencadenó una compleja operación denominada "Mochilo".

Tras meses de laboriosas investigaciones, la Guardia Civil ha detenido y a puesto a disposición judicial a trece ciudadanos españoles, tres nigerianos y un italiano, y ha imputado a otras cuatro personas.