Cae una banda dedicada al robo de viviendas en el suroeste de la región

Cae una banda dedicada al robo de viviendas en el suroeste de la región

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Villaviciosa de Odón, han desarticulado en el marco de la operación 'Cárpatos II' una banda de integrantes de nacionalidad rumana especializada en el robo de viviendas que actuaba en la zona suroeste de la Comunidad de Madrid.

En una rueda de prensa, la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, acompañada por el comandante José Manuel Salgado, han pormenorizado los detalles de la operación policial, que se inició en diciembre de 2011.

Tras el operativo, los agentes detuvieron a siete personas de nacionalidad rumana y de entre 18 a 25 años, que ya se encuentran en libertad con cargos tras prestar declaración ante el juez. Además, hay dos personas con órdenes de busca y captura que podrían estar en Rumanía.

Entre los vinculados a la banda figura la madre de uno de los detenidos, quien al parecer se dedicaba a la venta de los objetos robados. Al grupo delictivo se le imputa la comisión de hasta 60 robos con fuerza en Toledo y diferentes municipios del suroeste de la región, entre ellos Alpedrete, El Escorial, Torrelodones, entre otros.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de diciembre de 2011, tras la perpetración de un robo con fuerza en un chalet situado en la localidad de Villanueva de la Cañada. La correspondiente inspección ocular realizada en el lugar del suceso, permitió identificar el vehículo utilizado por los atracadores, lo que motivó una búsqueda por las inmediaciones, logrando finalmente localizar este automóvil en el Barrio de Tetuán de la capital madrileña.

Fruto de las vigilancias efectuadas por los integrantes del Equipo de Policía Judicial, a principios de este año, se lograba identificar, poco a poco a los utilitarios de este automóvil, centrando finalmente la investigación, sobre un ciudadano de origen rumano, que vivía en el citado barrio madrileño junto a otros compatriotas.

El dispositivo de vigilancia, permitió conocer a los colaboradores necesarios de este individuo, y así se pudo conocer que los ya detenidos, elegían poblaciones poco habitadas para cometer los robos, teniendo predilección por las segundas viviendas, las cuales entre semana se encuentran deshabitadas, y que carecían de sistemas de alarma.

'MODUS OPERANDI'

El comandante Salgado ha especificado el 'Modus Operandi' del grupo delictivo. Para cometer el robo, se desplazaban en automóviles que estaban a nombres de terceras personas, las cuales en muchas ocasiones ni siquiera conocían para que los utilizaban, viajando casi siempre cuatro o cinco personas.

Una vez en el lugar y seleccionada la vivienda, se bajaban cuatro personas, alejandose el conductor del automóvil, el cual permanecía en la zona en actitud vigilante.

El objetivo que perseguían eran joyas, dinero en efectivo, electrodomésticos y cualquier objeto de valor que encontraran a su paso.

De todos estos efectos se deshacian poco despues en las tiendas de segunda mano y compro oro que tenían en el barrio. En estos locales, los Agentes encargados de la investigación han localizado gran cantidad de efectos que fueron llevados por los ya detenidos y que han sido reconocidos por sus legítimos propietarios.

Durante la investigación, los Agentes del Equipo de Policía Judicial, han sido testigos de que el núcleo fuerte investigado, a finales del mes de abril, y tras haber tenido una frenética actividad delictiva en la provincia de Toledo, se marchó a su país de origen, regresando a principios de junio, momento en el cual se reactivó su actividad delincuencial , esta vez en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid.

Tras lograr centrar los domicilios donde habitaban, a finales de la semana pasada se procedía a la detención del grupo investigado, compuesto por siete personas, en la vía publica, cuando regresaban de haber cometido un hecho delictivo, ya que portaban los objetos sustraídos y que han sido reconocidos por su legitimo propietario, y a los registros domiciliarios correspondientes, donde han sido recuperados gran cantidad de efectos que se presuponen corresponden a efectos robados en domicilios.

Las indagaciones efectuadas han permitido hasta el momento esclarecer sesenta robos con fuerza perpetrados en localidades como Cobisa, Argés, y Burguillos de Toledo de la provincia Castellano Manchega y en Villanueva de la Cañada, Los Peñascales, Las Matas, Galapagar, La Navata, Alpedrete, Collado Villalba, El Escorial y Las Rozas en la Comunidad de Madrid.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente quién decretó libertad con cargos, así mismo dictó una orden de búsqueda y captura sobre otros dos integrantes más de la banda, que se encuentran en la actualidad fuera de nuestro País.

A partir del martes día 17 de julio, en horario de 09 a 14 y de 16 a 19 horas, en las dependencias del Puesto de la Guardia Civil de Las Rozas, sito en la Avenida de España número 235, se mantendrá abierta una exposición del material intervenido para que puedan pasar a reconocer los efectos las víctimas de los hechos delictivos.