CSIF denuncia al Ayuntamiento de Madrid por "quebrantar derechos laborales" de la Policía Municipal

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado por vía judicial al Ayuntamiento de Madrid por "quebrantar sistemáticamente los derechos fundamentales y laborales" del personal de Policía Municipal con motivo de la celebración del Orgullo y del festival Mad Cool.

Según ha informado el sindicato en un comunicado, CSIF Madrid ha interpuesto en los últimos días una denuncia ante los juzgados de instrucción de Plaza de Castilla por un delito de coacciones, otro contra los derechos de los trabajadores y otro de prevaricación contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el concejal delegado del Area de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, y el director de la Policía Municipal de la capital, Andrés Serrano.

Del mismo modo, CSIF ha presentado escritos ante el Defensor del Pueblo y la Inspección de Trabajo en los que ha afirmado que existen "continuos abusos de la Corporación con su Policía Municipal".

Además, han expresado que se han vulnerando los derechos laborales y personales de los policías municipales y se les coaccionado "de manera sistemática con el principio de la obediencia debida como medio de subsanar la falta de previsión y gestión de los responsables".

BARBERO: EL AYUNTAMIENTO ACTUÓ CONFORME A LA LEGALIDAD

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha afirmado hoy que entiende "la libertad" del sindicato CSIF de la Policía Local "de poner en los juzgados las demandas que les parezca", pero ha sostenido que el Ayuntamiento actuó "conforme con la legalidad". Así lo ha expresado Barbero en declaraciones a los medios tras la firma de un Convenio con la Fundacion Pluralismo y Convivencia, en las que ha reiterado que desde el Ayuntamiento actúan desde su "responsabilidad fundamental de garantizar la seguridad en los eventos y la seguridad en la ciudad".

"¿Dentro de Policía quieren poner esa demanda? Tienen toda la libertad para hacerlo y nosotros colaboraremos como siempre con los Juzgados para pasar toda la información que nos requieran", ha afirmado el edil.

Ha indicado que sus decisiones, "en parte", han tenido que ver también con los 222 policías que alegaron estar de baja por enfermedad en la celebración del Orgullo LGTB, extremo que el Ayuntamiento de Madrid anunció que denunciaría "por vía penal".

"Son los servicios jurídicos los que están con esas cosas", ha indicado el delegado cuando le han preguntado si ya se había interpuesto esa denuncia.

Respecto al convenio colectivo que se encuentra en fase de negociación entre los sindicatos policiales y el Gobierno de la capital, Barbero ha asegurado que "avanza" y que el próximo día 7 de agosto habrá un "grupo de trabajo" con las centrales sindicales para "ver distintos aspectos que se contemplan en el convenio". "Continuaremos en ese proceso de negociación al que el Ayuntamiento siempre ha estado abierto y estará abierto, sin duda", ha zanjado el delegado.