CCOO: 87.000 familias madrileñas en situación de pobreza sin ninguna prestación

El sindicato de CCOO ha denunciado este jueves que un total de 87.000 familias de la región se encuentran en situación de emergencia social y que el 3,4 por ciento de los hogares madrileños no perciben ningún tipo de prestación. Así lo ha manifestado el secretario general de CCOO, Jaime Cedrún, junto a la secretaria de Política Social e Igualdad de CCOO, Ana González, durante la presentación del informe sobre pobreza y exclusión social en la Comunidad correspondiente al año 2016.

El informe recoge que el riesgo de pobreza ha crecido un 4,5 por ciento en 2015, respecto al año 2007 que se situaba en el 16 por ciento. "La pobreza estructural se ha visto incrementada a consecuencia de la crisis", ha indicado Cedrún, al mismo tiempo que ha denunciado que "en tan solo un año ha crecido el número de personas pobres en Madrid, hasta sumar 80.000".

En esta línea, los datos manifiestan que el 33,5 por ciento de los hogares no puede afrontar gastos imprevistos. "Casi el 9 por ciento de las familias no puede permitirse una temperatura adecuada en su casa y el 2,2 por ciento de los hogares en los que viven menores no pueden hacer un plato de comida de carne al día", ha enfatizado Cedrún, que también ha calificado la situación de "vergonzosa", al tiempo que ha pedido "medidas urgentes" para corregir la situación.

Respecto a los perfiles, el 23,8 por ciento de los menores de 16 años se encuentra en riesgo de pobreza, y un 22,5 por ciento de las personas entre 45 y 64 años también vive situaciones de pobreza.

"En la Comunidad ha crecido la pobreza en todos sus indicadores, mientras que en los datos estatales se ha producido un decrecimiento", ha dicho Cedrún, a la vez que ha matizado que "si eres joven, mujer y tienes más de 45 años, eres más pobre".

En este sentido, el sindicato ha denunciado que las mujeres son más vulnerables, ya que según los datos del informe, el 54 por ciento de los pobres son mujeres.

Asimismo, CCOO ha incidido en que las reformas laborales han creado "la figura del trabajador pobre", que en la región se sitúan en un total de 360.000. "La cronificación del paro y los efectos de la reforma laboral, así como la contratación precaria y parcial, son los principales focos del incremento de la pobreza", ha apostillado Ana González, que también ha añadido que "los mecanismos de protección social no están resolviendo nada".

A pesar de que el Gobierno regional ha aumentado el presupuesto para la ayuda de la Renta Mínima de Inserción (RMI) que ascendió a 121,4 millones de euros en 2015, CCOO ha denunciado que "es una prestación que no resuelve la pobreza", ya que el incremento está por debajo del crecimiento del número de familias que piden la ayuda que se sitúan en un 23,92 por ciento.

Por todo ello, el sindicato ha pedido al Ejecutivo autonómico una revisión de la RMI para conseguir que llegue a todas las familias, una regulación de la ley de las ayudas dirigidas a cubrir las necesidades vitales, una moratoria en el pago de impuestos vinculados a las necesidades básicas, así como la aprobación de una ley reguladora del derecho a la vivienda.

MAS DE 3,5 MILLONES DE ESPAÑOLES VIVEN CON MENOS 350 EUROS AL MES

Más de 13,3 millones de españoles, un 28,6 por ciento de la población, están en riesgo de pobreza y exclusión social y, de ellos, 3,5 millones se encuentran en una situación severa con unos ingresos inferiores a los 4.500 euros al año, unos 330 euros al mes.

Según el Indicador de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) presentado hoy, que recoge datos de 2015, la cifra total se ha reducido en 322.658 personas -un 0,6 %- respecto a 2014, aunque es casi cuatro puntos más alta que la de 2009, cuando estaban en esta situación 11.546.214 españoles.

No obstante, se ha incrementado la tasa de trabajadores pobres, que ha ido ascendiendo del 11,7 % en 2013, al 14,2 % en 2014 y al 14,8 % el pasado año, debido en gran medida a la mala calidad del empleo, según ha recalcado el presidente de EAPN en España, Carlos Susías.

Aunque el índice de pobreza relativa, que se aplica a los 10,4 millones de españoles con ingresos inferiores a los 8.000 euros anuales, ha disminuido del 22,2 % al 22,1 %, se ha acrecentado un 0,7 % los ciudadanos que viven en pobreza severa, de forma que ya son 3,5 millones los que viven con 333,8 euros al mes, un 7,6 .

Los más castigados fueron los jóvenes de entre 16 y 29 años, cuyo tasa pasó del 36,4 % al 38,2 %; aunque en los menores bajó dos puntos, hasta situarse en el 33,4 %, el riesgo de pobreza y exclusión social sigue afectando a tres de cada diez niños, mientras que los mayores de 65 años son el colectivo con el indicador más bajo (13,7 %).

La desigualdad también aumentó en España, donde el 10 % de los más ricos obtienen una cuarta parte de los ingresos de toda la población, con lo que se coloca en el tercer país europeo, detrás de Rumanía y Serbia, con las diferencias más notables.