Botella reduce a siete las concejalías y pone a Villanueva de vicealcalde

Botella reduce a siete las concejalías y pone a Villanueva de vicealcalde

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha presentado este viernes su equipo de gobierno, que tendrá siete delegados de área en lugar de ocho y en el que Miguel Ángel Villanueva es vicealcalde y portavoz, mientras que Antonio de Guindos se incorpora como responsable de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad.

Botella ha presentado a su equipo de gobierno, en el que se mantienen, además de Villanueva -hasta ahora delegado de Economía y Empleo-, Concepción Dancausa, que pasa de Asuntos Sociales a Hacienda, y Pedro Calvo, que pasa de Seguridad a Economía y Empleo.

Paz González, que presidía el pleno municipal, vuelve a Urbanismo, mientras que entran Dolores Navarro, que era concejala de Arganzuela, a Asuntos Sociales, y Fernando Villalonga, actualmente cónsul general de España en Nueva York, a Artes.

Del equipo de gobierno saliente solo faltan Manuel Cobo, que se marchó a Ifema; Juan Bravo, que se fue al Ministerio de Justicia con Gallardón; Alicia Moreno, que ayer anunció su renuncia a seguir, y Pilar Martínez, que ha sido nombrada hoy directora general de Arquitectura, Vivienda y Suelo en el Ministerio de Fomento.

Botella deja en manos de Calvo, al que ha nombrado también portavoz del grupo municipal, y sobre todo de Villanueva, como portavoz del Gobierno -ambos hombres del ex alcalde Alberto Ruiz-Gallardón- la tarea de enfrentarse a la oposición y de dar respuestas a los medios de comunicación, respectivamente, mientras ella se centra en la gestión.

ESFUERZO DE CONTENCIÓN Y AUSTERIDAD

En total son siete delegados de área en lugar de los ocho que tenía Alberto Ruiz-Gallardón, "por el esfuerzo de austeridad y la contención del gasto", que será la "máxima" de su Gobierno, ha indicado la alcaldesa. "Siete magníficos profesionales con mucha experiencia y muchas ganas de trabajas, serios, capaces, moderados, con conocida capacidad de dialogo y acreditada trayectoria de servicio publico", ha dicho Botella, en un gobierno que "aúna continuidad y renovación".

Botella ha dado las gracias a todos ellos "por haber aceptado trabajar en estos momentos difíciles" en los que ha dicho que será necesario aunar la "máxima austeridad" con las "máximas facilidades para la creación de empleo y la recuperación económica".

Estos nombramientos han supuesto cambios en otros estamentos, y por ejemplo Ángel Garrido, el concejal que hace dos años promovió sin éxito el relevo de Manuel Cobo al frente del Grupo Municipal Popular tras su enfrentamiento con Esperanza Aguirre, presidirá a partir de ahora el Pleno del Ayuntamiento.

Tras presentar a su equipo, Botella ha presidido la Junta de Gobierno, que no contaba con ningún asunto en el orden del día, y después ha comparecido ante la prensa junto a Villanueva y Dancausa para someterse a las preguntas de los periodistas.

La alcaldesa se ha comprometido a asumir la austeridad como principio irrenunciable en su gestión, a evitar las duplicidades y reducir el peso de la administración, pero sin subir los impuestos y manteniendo los servicios "en lo posible", y ha anunciado que la próxima semana se reunirá con los sindicatos. "No solo hay que hacer más con menos, sino más con mucho menos", ha sostenido.

En cuanto al proyecto de reforma del eje Prado-Recoletos, Botella ha manifestado que, a día de hoy, su ejecución "simplemente no se plantea".

LA OPOSICIÓN CRITICA LA "VERSATILIDAD" DEL EQUIPO DE GOBIERNO

El portavoz del PSOE en el Consistorio, Jaime Lissavetzky, ha pedido a la alcaldesa que "reduzca el número de altos cargos y personal de confianza que aumentaron tanto desde que llegó Gallardón". "Ese sí sería un indicador de austeridad y un gran ahorro para las arcas municipales", ha indicado Lissavetzky, que quiere "leer la letra pequeña" de la apuesta por la austeridad a la que se ha referido Botella. Lissavetzky considera que la nueva alcaldesa "tiene todo el derecho a hacer su equipo" y ha rehusado entrar en valoraciones personales, mientras ha definido el nuevo equipo de gobierno como "versátil" porque "nadie sigue en su sitio".

Sobre este asunto, el portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, ha afirmado que el equipo de Botella "es un ejecutivo de corta y pega, en el que todos valen para todo", y refleja "una crisis de gobierno" en el Consistorio. En su opinión, esta situación deriva "de la improvisación del PP nacional y del PP local", y ha expresado su "preocupación" por las repercusiones, como retrasos, que pueda tener la salida de la corporación de personas que han impulsado proyectos relevantes.