Botella pide más exigencias a la automoción por la contaminación

El Ayuntamiento recuerda la rebaja del tope de velocidad por la contaminación
Contaminación en Madrid |Telemadrid

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha considerado fundamental que la UE sea exigente en los requisitos ambientales que impone a los fabricantes de coches, tras preguntas de los periodistas sobre el episodio de concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) registrado la ciudad en los primeros días de 2015. En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa de Madrid ha lamentado que las exigencias de las autoridades de la Unión Europea sean "muy altas" con las ciudades y "sin embargo" muy bajas con los fabricantes de automóviles diésel, el principal causante de la concentración de dióxido de nitrógeno.

Botella se ha pronunciado así después de que diferentes estaciones de medición de calidad del aire de la ciudad hayan registrado en los primeros días de 2015 niveles de concentración de NO2 por encima de los niveles recomendables -es decir, más allá de los 200 microgramos por metro cúbico-.

Aunque reconocido este "pico" en los niveles de dióxido de nitrógeno, la regidora ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid implantó hace años un Plan de calidad del aire, que, con "muy buenos resultados", ha logrado que todos los contaminantes hayan bajado y la calidad del aire de Madrid sea hoy "mejor que hace unos años".

Además, ha recalcado que, si el Ayuntamiento no hubiera tomado medidas para limitar el tráfico a través de las áreas de prioridad residencial y fomentar el transporte público, la situación del aire sería "peor" en la ciudad.

CONCENTRACIONES DE DIÓXIDO DE NITRÓGENO POR ENCIMA DE LOS 200 MICROGRAMOS POR METRO CÚBICO

Por su parte, el grupo municipal socialista ha denunciado que los altos niveles de contaminación en los primeros días del año y "el fracaso" de la alcaldesa, Ana Botella, en la lucha contra la contaminación.

En los dos primeros días de 2015, una decena de las 24 estaciones de medición de calidad del aire de la ciudad de Madrid y varias de entre las 23 del resto de la Comunidad de Madrid rebasaron el umbral de aviso por concentración de dióxido de nitrógeno, fijado en 200 microgramos por metro cúbico.

La Directiva europea 2008/50/CE establece a lo largo del año un tope máximo de 18 superaciones horarias en cada estación del nivel de los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico.

La misma normativa europea limita a 40 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico de aire la concentración media anual de este contaminante por estación.

El pasado mes de julio, el Ayuntamiento de Madrid aprobó un protocolo que establece restricciones al tráfico -con medidas como la prohibición de circular alternativamente a vehículos con matrículas pares o impares- en caso de que se dispare la contaminación por dióxido de nitrógeno.